Estafa via WhatsApp, mensaje sobre barriles de Heineken gratis.

Esta estafa tiene está circulando desde 2018 en distintos países y “tropicalizada” al país al cual se tiene como víctima, en este caso, en México.

El mensaje te llega vía WhatsApp, de uno de tus amigos que quiere compartir contigo la oportunidad de que ganes 4 barriles de cerveza Heineken gratis.

El mensaje no puede llegar en mejor momento dado que apenas ayer, Heineken anunció en México la suspensión de la distribución de sus productos por la pandemia del Coronavirus.

La idea de que te envíen poco más de 15L de cerveza a tu casa hace que des clic inmediatamente para ser de los primeros que reciban este gran “regalo”

Sin embargo, esto es un total fraude. No te van a mandar nada y lo único que vas a lograr es que a 20 de tus contactos les llegue esto y alguno de ellos sea víctima de phishing o de robo de datos.

Hay elementos que harán dudar a aquellos acostumbrados a recibir este tipo de estafas:

  1. El URL de la supuesta oferta NO tiene nada que ver con Heineken o empresa de publicidad o mercadeo, además de que está en italiano. (por razones de seguridad no compartiré la liga en esta publicación)
  2. Si lo abres en un dispositivo móvil aparecen botones de búsqueda, localización, perfil y carrito de compras que no funcionan. (seguramente salieron de la plantilla que usaron para generar la página falsa)
  3. Pongas lo que pongas, las respuestas van a ser correctas, incluso si pones que no tienes 18 años (edad mínima para beber alcohol en México)
  4. Finalmente no te invita, te obliga a que lo compartas con 20 de tus contactos. Si no lo envías por WhatsApp no te deja pasar de ahí.Ahora más que nunca hay que estar atentos a qué le damos clic. Con el motivo del CoronaVirus ha crecido notablemente la cantidad de engaños que están llegando en línea.

Terminando de “invitar” a tus 20 contacto, te abre una liga aleatoria que puede ser publicidad, un juego en línea donde te pide tus datos para poder jugar “gratis”, casino, lugar de “inversiones mágicas”.

Una manera muy efectiva de publicidad.

Para qué sirve la tarjeta de video, tarjeta gráfica. GPU (Graphic Processor Unit) 2019

Era justo y necesario actualizar el post original de 2008 sobre las tarjetas de video, porque después de 11 años muchas cosas han cambiado. La tarjeta de video cuenta con una unidad de procesamiento de gráficos – GPU por sus siglas en inglés – cuya función inicial es la de procesar la salida del video generado por el sistema operativo y las aplicaciones o programas en ejecución. Este video sale a través de un puerto (VGA, S-Video, DVI, HDMI, Display Port, etc.) a uno o varios dispositivos (Pantalla, monitor, TV, arreglo de LED, Tableta, etc.)

Interfaces de tarjeta de video

  1. Integradas en la tarjeta madre (motherboard) con un chipset dedicado exclusivamente al procesamiento de los gráficos. Tienen un poder de procesamiento suficiente para enviar el vídeo al dispositivo y realizar operaciones, más o menos complicadas de animación. Pueden tener memoria exclusiva o quitarnos un poco de nuestra RAM para ser usado para almacenar los datos de video.
  2. Separadas del motherboard pueden tener diversas interfaces y tecnologías:
    • PCI (Peripheral Component Interconnect) de 32 bits o PCI-x de 64bits. El bus está compartido con el resto de los dispositivos PCI conectados (modem, tarjeta de sonido, tarjeta de red, etc.)
    • AGP (Accelerated Graphics Port) de 32bits pero con un bus dedicado exclusivamente a los datos de video.
    • PCIe (PCI express) de hasta 16 veces más velocidad de transferencia de datos que el AGP.

Tipos de chip

Podemos encontrar varias marcas y modelos en el mercado que arman tarjetas de video: AMD, AORUS, ASROCK, ASUS, BIOSTAR, ECS, EVGA,GALAX, GIGABYTE, MSI, PNY, SAPPHIRE, VISIONTEK, XFX, ZOTAC, etc.  Estas marcas usan chips de dos fabricantes principales:

NVidia Logo      y    AMD Logo

Estas tarjetas se caracterizan por tener diversas tecnologías que permiten renderizar (procesar una imagen a partir de un modelo) imágenes con alto realismo a partir de las características que se involucran el procesamiento (sombras, reflejos, texturas, polígonos, texturas, etc. )

Dado que han crecido en su capacidad para renderizar imágenes, los sistemas operativos han evolucionado para poder aprovechar ese poder de procesamiento. Hace unos 10 años Windows no aprovechaba las bondades del GPU. Cuando se realizaban renders usando Windows XP se requería software especial para aprovechar el poder de procesamiento de las tarjetas de video que, al no ser nativo, no eran tan efectivo. Aunque era peor que nada.

NVidia RTX Titan

Los sistemas operativos de Apple, OS X desde sus inicios en su versión OS X 10.1 Puma en 2001, comenzaron a usar el poder de procesamiento de las GPU para poder renderizar imágenes en 3D.

Hoy en día – 2019 – tanto la memoria RAM como el GPU juegan un papel primordial en la velocidad y calidad de procesamiento de imágenes en 3D, ya sea para juegos o para profesionales del diseño CAD, arquitectos, ingenieros, animadores y desarrolladores de software.

He armado desde cero varias computadoras. A principios de año armé 2. La primera para ejecutar aplicaciones de arquitectura y diseño profesional y la segunda para un gamer que además se dedicaba a realizar videos de animación.

Esta fue la configuración:

Motherboard ASUS TUF Z390-Pro Gaming LGA1151: Excelente tarjeta madre con zócalo Intel LGA1151, memoria hasta 64GB DDR4, entrada para disco M.2.

Procesador Intel Core i9-9900K: Procesador de última generación con 8 cores y 16 threads. 3.6GHz con Overclocking.

Memoria de 32GB Corsair Vengeance LPX DDR4, 2666MHz: 4 módulos de 8GB con disipador térmico.

Disco de estado sólido Intel 660p Series M.2: 1TB de 80mm ultra rápido y no me ocupa puertos SATA

Y de lo que se trata este post, la tarjeta de video. Revisando benchmarks y comparando el costo / performance, opté por la NVIDIA GeForce GTX 1660 Ti OC, 6GB de Gigabyte, con 3 Display Port y 1 HDMI.

NVidia GTX 1660ti

 

Esta tarjeta da una calificación de 11577 en G3D mark de Passmark.

Finalmente, hay varias opiniones acerca de si AMD Radeon RX es mejor que las NVidia RTX o las Titan, pero depende ya más de gustos y configuraciones. Evidentemente si se cuenta con un procesador AMD Ryzen, tiene más sentido irse con tarjetas Radeon. Aunque también es posible hacer combinaciones entre procesador Intel y una tarjeta de video AMD Radeon y viceversa con procesador AMD y tarjeta de video NVidia.

R@U

La conspiración de los empleados de salchichonería.

¿A cuántos nos ha pasado que compramos algún producto de salchichonería en nuestro supermercado favorito y al llegar a casa, nos encontramos con una sorpresa, muchas veces desagradable, acerca de lo que pedimos? Por ejemplo, un simple jamón de pechuga de pavo natural en rebanadas delgadas, se transforma en un mazacote de trozos de carne de distintos grosores y texturas que van desde el centro del paquete de jamón, hasta las orillas. Parece que les hicieron un nudo al empaquetar el trozo y se quedó permanentemente marcado en la carne. ¡¡No mamen!!!

He intentado romper la maldición yendo a distintos supermercados en distintos lugares. He usado distintas maneras de hacer mi solicitud: desde hiper amable, que implica usar diminutivos indiscriminadamente:

– Hola. Muy buenos días. ¿Sería tan amable de darme medio kilito de jamoncito de pechuguita de pavo natural  marca XXXXX (coloque aquí la que más le agrade) por favor? Si no es mucha molestia, rebanadas delgaditas por favor. Como si fuera para bebé si fuera usted tan amable.

Y te responden:

– No quiere pechuga salteada YYYYY la tenemos en oferta.

Ah porque ahora son “embajadores” de marca y a huevo te quieren vender algo de la marca que llevan bordada en la cofia o en la batita que les dan. Vamos, eso lo entiendo. Tal vez les den comisión por ventas. Pero si les estoy indicando la marca XXXXX explícitamente, ¿Qué chingados me tienen que llevar la contraria? Ni siquiera la venden bien. Podrían estar preparados con una rebanada de cada producto que quieren vender y realizar el approach de una manera más asertiva.

– ¿Gusta probar este producto que tenemos en oferta? Si le gusta llévese 100 gramos a casa y para la próxima ya sabe que somos una alternativa a XXXXX.

También he llegado con maneras mierderas sin rayar en lo grosero, onda bossy como para que me obedezcan y cumplan mi petición:

– ¡Hey! Quiero medio kilo de perchuga de pavo natural XXXXX. Y te voy a pedir que sean rebanadas delgadas y simétricas porque te juro que regreso, me quejo y devuelvo el jamón si llego a mi casa y no lo encuentro como lo pedí. Sin ofender. Gracias.

¡Carajo! Mismo resultado.

No siempre es el mazacote de carne. A veces parece que todo está bien y que por fin obtuviste lo que pediste, pero no. “Puras habas” – diría mi mamá – Al llegar a las rebanadas de en medio, te encuentras con un pedazo de plástico del empaque o una rebanada pellejuda o grasienta o la “malaondez” que te dejó el que te atendió materializada en rebanadas que, simplemente, no saben igual que las otras. ¡No mamen! ¿Qué pedo? ¿Porqué es tan dificil?

En una muestra de 30 visitas de hasta 5 tiendas y departamentos de salchichonería con pedidos de 4 productos distintos, sólo 12 veces recibí lo que pedí, ni más ni menos. Sólo el 40% de las veces obtienes el servicio y producto que esperas. Es una pésima estadística para un auditoría de control de calidad. Pero no hay alguien que te pregunte acerca de las carnes frías que compras.

– ¿Hola qué tal? Disculpe la pregunta. Cuando consume su producto ¿es lo que había solicitado? ¿Ha cubierto sus expectativas el dependiente que lo atendió?

Ni madres. A nadie le importa, más que a ti, lo que recibes de ese departamento. Curiosamente, está como en el limbo de las tiendas. O hasta atrás escondido en una esquinita y que tengas que recorrer la tienda hasta encontrarla. O en una isla estratégicamente ubicada para que la encuentres a huevo y no se te ocurra llegar a tu casa sin un producto de salchichinería. O sea, como que es parte y como que no.

No sólo es el jamón de pavo. Tambien pasa con jamón serrano e ibérico, salami, jamón gourmet (ese que tiene madre y media en la orilla y que lo hacen ligeramente más rico que el estándar), jamón de pierna de cer

Pechuga

do, en fin. Con cualquier carne que pida en esa mentada área de salchichonería de casi cualquier tienda.

Por esto me pregunto. ¿Habrá una conspiración en la que les han instruído para que el cliente nunca esté satsifecho con sus carnes? ¿Alguien llevará la estadística de cuántos “asociados”, “dependientes”, “empleados”, “ejecutivos de venta al menudeo”, “intermediarios de las carnes frías y el consumidor”, “embajadores de marca”, “técnicos rebanadores salchichoneros” se suicidan al año?

¿Será como los dentistas? Dice la leyenda que tienen el índice más alto de suicidios entre las profesiones. A mi me parece una mamada. Digo, no me late estar oliendo el aliento putrefacto y la halitosis de mis clientes para poder hacer mi trabajo. Pero eso a suicidarme porque me dedico a la dentadura, ya está cabrón.

¿Será que estos seres no son felices y el estar en la isla de la salchichonería necesitan librar su miseria haciendo mal su trabajo?

Son muchas cuestiones… sin respuesta.

Pero llegará el día en que pida jamón de pechuga de pavo natural Zwan en rebanadas delgadas y que estando en casa me encuentre precisamente con eso: rebanadas delgadas de pechuga de pavo natural zwan perfectamente acomodadas. Envueltas cuidadosamente por alguien que sabe lo importante que es hacer cada actividad de su vida, lo mejor posible. No sólo por gusto o profesionalismo, sino porque se crea el hábito de hacer siempre las cosas bien y lo mejor posible.

El proveer de carnes frías adecuadamente a tu cliente te puede hacer mejor persona.

L A.S. H.S.

Querer no es poder… requiere adrenalina.

Hannibal_Lecter

Decían por ahí, “querer es poder” Y diciéndote esa frase querían decirte que, con el hecho de querer algo podías obtenerlo. Que lejos está de la realidad.

Hay días en los que todo es perfecto. Me despierto temprano – temprano es alrededor de las 7de la mañana – y con energías recuperadas. Con ganas de hacer cosas. Preparo huevos para el desayuno; la yema es perfecta, el sabor excelso. El jugo de naranja parece que lo acaban de exprimir de naranjas recién cosechadas, aunque es Florida’s Natural (algo caro pero bien vale la pena) Hablo a aquellos clientes que me deben información y en minutos la tengo en mi bandeja de correo. Me baño y el agua cubre al cuerpo como si fuera esa cobija con la que me cubría mi mamá estando pequeño y de la que no quería salir nunca.

El día transcurre así… todo pasa como debe de pasar. No hay sorpresas, parece que vivo en un capítulo de alguna serie aburrida de televisión. Llega la tarde y la mente se conforma con alguna actividad hueca: netflix, internet, nada interesante. Saco a pasear al perro y quiero regresar para poder dormir temprano y terminar de saborear el día “perfecto”

Pero no es un día perfecto. Es un día regular, plano y sin emociones. Si acaso quisiera algo, en ese día no lo iba a obtener porque me iba a encontrar cómodo y comfi en mi día perfecto. No querría más.

En un dia casi perfecto iba conduciendo tratando de entrar al periférico y no falta aquel que se quiere meter hasta adelante sin hacer fila. A veces pienso que lo hace porque tiene prisa y necesita llegar a tiempo a su destino. Pero otras veces sale la emoción y el deseo de aleccionar a todo aquel que osa a seguir acciones que atentan contra mi día perfecto.

Como me tocó 3 autos adelante que no lo dejaron pasar, “avienta lámina” y me obliga a pegarme a la izquierda casi pegando con la banqueta. *suenan alarmas en la cabeza* Voltea por el espejo lateral izquierdo buscando mi mirada y se ríe satisfecho porque le ganó a una camioneta.

– “Hijo de mil rameras bastardas” – Una vez que me pasó, frena y hace una seña que en México tomamos como ofensiva a nuestras madres. – “¿Muy calientito animal? Veamos cuánto lo estás” – pienso o lo digo mientras cambio al slot 6 del CD que contiene la música, ya sea para llegar rápido a algún lugar o para querer perseguir individuos que osan meterse conmigo cuando voy conduciendo.

En las bocinas se escucha “Ritualist” de Dimmu Borgir, acelero y me emparejo con el conductor del Toyota Corolla. El vidrio del pasajero ya está abajo y le grito la típica demanda que comienza toda reyerta callejera: “¿Qué te pasa pendejo?” Cierra su ventanilla y sigue hablando a a través de sus audífonos alámbricos. – ¿a qué tamaño de imbécil se le ocurre ponerse los audífonos para hablar y tomar el teléfono con una mano? ¿No es precisamente lo que quieres evitar? ¿Tomar el teléfono con una mano?

Dado que el resultado no fue el esperado, giro hacia él aventando las casi 2 toneladas que voy conduciendo cerrándole el paso. Apago rápidamente el motor y me bajo sintiendo la carga de adrenalina en el torrente sanguíneo. “A ver pendejo me vas a responder ahora. ¿Qué chingados te pasa? Haces que casi choque con la banqueta y luego te haces el que no hizo nada.”

Es verdad lo que mencionan en la película “Fight Club”: no es sencillo hacer que la gente quiera pelearse, por lo menos, no a golpes. El tipo asustado sólo movía su dedo haciendo giros en su oreja y murmurando temblando “bueno, usted está loco. ¡Ya! Lo siento.” Avienta el auto, se burla y luego no tiene los huevos para asumir las consecuencias de su actuar.

“Maldito puñaloide” le grito dándome la media vuelta. Me subo a la camioneta y me doy cuenta que me tiemblan las manos. La respiración agitada parece que hubiera terminado una pequeña carrera de 20 minutos. “Pinche adrenalina. Es cabrona” pienso para mis adentros. Llego a casa y lo primero que hago es sacar la ropa deportiva e ir a correr al jardín con el perro.

Tengo meses queriendo hacer ejercicio para bajar poco a poco de tallas y por más que quiero “puras habas” La ropa ya me queda apretada, la condición se encuentra muy por debajo de lo que estoy acostumbrado, pero un evento que genera adrenalina logró moverme para realmente poder.

Entiendo que las riñas en las calles son una reverenda estupidez. Ahora que reflexiono mientras escribo, me siento un pendejo por haberme dejado llevar. Sin embargo, le agradezco al conductor del Corolla el haber provocado esa derrama de adrenalina… Ese día llegué a correr para recuperar condición por si se hubiera bajado y nos hubiéramos liado a golpes… ya tranquilo me repito “¡no mames! No seas pendejo”

En fin… el querer no es poder, requiere adrenalina.

La ilusión-desilusión de los reyes magos

140106ReyesMagos

Se dice que hoy llegan los “reyes” en la noche a dejar regalos a los niños en México… Para no variar y siguiendo con la misantropía en mi vida no estoy de acuerdo que existan esas cosas. Hay gente que me dice que es para que los niños tengan la ilusión. ¿La ilusión de qué? ¿De que existen seres sobrenaturales que tienen el poder de llevar juguetes a millones de niños pero no les sirve para detener guerras, crimen y un cúmulo de cosas malas en el planeta? Aparte son pendejos porque a niños que son bullies, malcriados, groseros y patanes les traen los juguetes que les piden y a los que son educados, nobles y bien portados les traen de todo menos lo que pidieron… ¡Qué mamada!

Eso de la “ilusión” fue una idea sembrada por la propaganda que se alimenta de la derrama económica que los desesperados padres provocan al sentirse obligados a regalarle algo a sus hijos porque si no, cuando lleguen al otro día a la escuela y les pregunten,”¿Qué les trajeron los reyes?” no se sientan mal por quedarse atrás.

En fin… a veces un padre en las familias es cuerdo, revolucionario y quiere educar a sus hijos con criterio, diciéndoles la verdad siempre y dejándose de mamadas que no sirven más que para engrosar los bolsillos de los fabricantes de juguetes, tiendas departamentales y todos los eslabones de la cadena económica de la franquicia de los “Reyes” y para desilusionar y decepcionar terriblemente al niño cuando descubre que todos estos años le han mentido, se han burlado de su inocencia y le han estado viendo la cara y tomándole fotos para que quede registro de la ilusión de su “ilusión” al abrir los regalos pensando que un trío de magos sobrenaturales e ineptos les trajeron de todo menos lo que pidió. 

Lo malo es, que cuando un padre tiene cordura a veces el otro padre es borrego, o no tiene criterio o de plano es pendejo como para razonar e imaginar a su hijo viviendo en la verdad y estando por encima de sus compañeritos llenos de “ilusión” y echa a la basura el esfuerzo del otro padre. Solución: decirle a su hijo a escondidas del otro la neta y dejar que el otro padre que es pendejo, sea el engañado y al que le vean la cara haciéndole creer que el niño en cuestión se traga la fábula pueril e inverosímil del gordo inmortal ridículamente vestido de rojo y los dichosos reyes.

Menos mal que todo en esta vida tiene solución 🙂

Aprovecho para agradecer a mis padres la “ilusión” que me vendieron por unos 6 años, fuera de aquella vez que recuerdo con tristeza un 6 de enero. Abriendo mis regalos, les debí de haber dado la más triste sorpresa en esas fechas: salí corriendo de mi habitación a buscar en las medias que mi mamá había confeccionado especialmente para los días de reyes. En ellas depositarían mis regalos que, según dice la leyenda (qué nadie te puede decir de dónde chingados sale la dichosa leyenda), los regalos que te traen dependen de cómo te hayas portado en el año – es decir, no sólo te juzga el obeso mórbido de rojo, también estos 3 cabrones montados en bestias tienen el atrevimiento de juzgar tu comportamiento sin importar las circunstancias individuales de cada quién –

En fin… llegué a las medias y mi cara debe haber sido lo último que esperaban mis padres… pobres. Ahora que lo recuerdo tengo ganas de abrazarlos y de darles las gracias por el esfuerzo. Pero de chiquito pues ni modo, eres toda sinceridad. Yo había pedido las figuras de acción de Star Wars, ya fueran Han Solo, Luke Skywalker, Bobba Fett, R2 D2 o C3 PO.  Cuando vi la caja larga envuelta juré que había recibido, al menos cuatro. Pero oh desilusión: aparecieron 4 figuritas de una marca imitación playmobil de aquellos recién inaugurados 80s: Exin, que nada tenían que ver con la de Star Wars que era Lily Ledi.

Eran como robots alienígenas de un plástico de no tan buen ver (se le notaban las rebabas del ensamblado a los lados) en una cajita mediocremente impresa que semejaba aquellas en las que venían los “monitos” de Star Wars.

140106StarWars

Lloré desconsoladamente y debí haber dicho algo onda “Pinches reyes magos hijos de la chingada. Me porté bien y me trajeron esto.” sólo que no recuerdo exactamente qué dije pero seguro quise decir eso.

Mis papás preocupados me preguntaban si no era lo que yo había pedido. Entonces les expliqué con lujo de detalles lo que yo esperaba y como, lo que había recibido era una mentada de madre para mí…

Ya me imagino a mis padres como locos buscando los caprichos del escuincle, para que al final del día, no hubiera sido lo que él esperaba 😦 Qué distinto hubiera sido si yo hubiera sabido la verdad sobre los reyes y hubiéramos ido juntos, padres e hijos a comprar los regalos; sin prisas, de paseo familiar, todos contentos. Pero el “hubiera” no existe y fue lo que fue. Creo que el siguiente año supe la verdad y así mis padres dejarían de sufrir cada año en la compra de regalos.

Para acabarla de chingar recuerdo que a mis compañeros en la escuela les decía:

– “Si no crees en ellos no te van a traer regalos.”

– “Es que tú te portas mal y como no te van a traer nada, por eso dices que no existen.”

Ahí estaba yo haciendo el ridículo cuando había niños que ya sabían que todo era un vil teatro maquinado para conservar la “ilusión” de ilusos como yo 😦

Padres: no cometan el error borrego de seguir tradiciones estúpidas y sin sentido. Mejor digan la verdad a sus hijos y disfruten estas fiestas búrlandose de los que sí conservan la ilusión y literalmente, creen en Santa Claus.

Abur.