BelindaEn la comida del sábado, en un conocido centro comercial al sur de la ciudad de México que fue una fábrica de papel, mi hermano me comentó del, hasta ese momento, “supuesto” video de Belinda en el que mostraba “algo” de su intimidad en webcam.

Me sorprendió escuchar la noticia dado que es conocido que Belinda ha sido muy recatada en cuanto a sus apariciones en público. Alguna vez cuando se presentó en el zócalo la googlee y aparecieron muy pocas, para la artista tan famosa que es. Teniendo este antecedente, me dí a la tarea de investigar si era una leyenda urbana.

El resultado: No es leyenda urbana y efectivamente el susudicho video se encuentra ya disponible en varios sitios underground y otros no tanto.

Es un hecho de que la publicidad gratis que el video produce es siempre bienvenida por cualquier figura pública. Sin embargo, el morbo y el apetito voraz de gente que no tiene vida propia y que vive a través de los demás hacen que se pierda de vista que detrás de la artista se encuentra una persona.

Con ahora 19 años me sorprende saber que ella también está detrás de su computadora, que tiene webcam y que hace las cosas que una niña de su edad típicamente hace. Se comenta que es exagerada su reacción y que no tiene porqué irse de México. Pero si habemos varios hartos de la corrupción, de los políticos putrefactos, la inseguridad, las calles en mal estado, la gente conformista y varios etcétera. Ella con asaltos a su casa, fans enfermizos que también vive a través de ella, los programas de chismes, paparazzis y quién sabe cuántas cosas más que le han de cansar… en su lugar, yo ya me hubiera ido.

No se puede negar que el video revela parte de su intimidad por más poco que sea. Sólo uno decide para quién es y no pienso que el hecho de verse en Internet le afecte tanto como el saber que alguien en quién confió para hacer eso, le haya fallado de una forma tan estúpida saliendo con “me lo robaron”

Si uno hace eso, por lo menos tener la responsabilidad de esconderlo de forma que nadie más que uno pueda tener acceso a él. Hay formas de encriptar información y que sólo instituciones con el poder de cómputo suficiente pudieran descifrarlo.

En fin… el ver el video y escuchar lo que se comenta de él me hicieron escribir al respecto.