Subiendo al techo del garage a encender el calentador apagado por estos vientos me encontré con unos volcanes con algo de neblina pero sin dejar de ser impresionantes.

Cámara Sony DSC-F828

El consentido: el Popocatépetl.

Los dos volcanes, Popocatépetl e Iztaccíhuatl con una sábana de nieve hasta las faldas.

Pero qué tal la contaminación? Parece que hubo un incendio gigante.

Y la luna majestuosa por la mañana

ShortLink para este post: http://wp.me/pc17m-gf