Mi espacio utópico y catártico

Cosa chocolatosa en Starbucks 2a parte


Nuevamente en el Starbucks. Esta vez porque estoy esperando traigan una batería que encargué para un cliente. El plan inicial era regresar temprano a casa y trabajar en los proyectos que tengo pendientes, entre ellos, algunos posts aquí en R@Utopia, pero dado que estaba más cerca de aquí que de casa, preferi quedarme a esperar y hacer tiempo por este lado de la ciudad.

He tenido oportunidad de visitar más 20 Starbucks  en la ciudad de México y cada uno tiene sus peculiaridades. Hay cosas que comparten entre todos y esas son las que hacen que sea adicto a estas cafeterías. Hay otras cosas que caracterizan a cada uno y hacen también interesante y divertido visitar.

¿Qué me gusta de Starbucks Coffee?

– La mayoría de las veces, vayas a la sucursal que vayas, el sabor de tu bebida es el mismo. A veces entre países cambia un poco dado que los ingredientes no pueden ser los mismos en su totalidad. Por ejemplo, la leche, si fuera importada, serían aún más caros los Cappuccinos.

– Cuentan con clima artificial que mantiene la temperatura entre 23 y 25° C y aunque haya bastante gente, se está en un ambiente agradable.

– Música ambiental que típicamente es jazz pero hay de todo. El volumen es el suficiente para mantener una conversación a volumen estándar sin tener que subir la voz.

– El trato es personalizado. Desde tu nombre en el vaso ya lo es. Los asientos y todo el local está enfocado a que hagas el espacio como tuyo; éste sí tómatelo personal jaja 😉 A veces, cuando eres cliente frecuente ya saben cómo te gusta tu bebida y la preparan de esa forma ya sin preguntarte.  Cualquier servicio personalizado y atento es lo que uno busca. Además de que te da chance de decir que te llamas Gumersindo pero que ponga Gumer en tu vaso 😉 y te la crean.

– La variedad de bebidas, aunada a la personalización de éstas, vuelven a Starbucks en “La cafetería” aquí en México y en los Estados Unidos.  Aquí tenemos cafés mexicano  pero a lo mucho, cuentan sólo con 30 o 40 tipos de bebidas y esto ya con sus combinaciones. En Starbucks, casi cualquier cliente exigente y no tanto, puede encontrar algo que le guste.  Desde frío o caliente, pasando por café, chocolate, tés, con leche, helados, con shots, jarabes, toppings, la forma de preparación y un largo etc. que los hace presumir que cuentan con miles de combinaciones, lo cual es real. Puedes pedir un “Venti Frappuccino latte Sumatra coffee con shot de menta sin crema batida con leche deslactosada light a temperatuda” What the fuck? si… y lo más curioso es que te entieden 😛

– Además de las bebidas, cuentan con bocadillos, sandwiches, fruta, bebidas embotelladas, pasteles, postres, en fin platillos de sólidos comestibles  que hacen se antoje alguna vez acompañar tu bebida con algo.

– Área especial para visitantes con equipos de cómputo portátil – Net bar – que en verdad funciona. Puedo conectar la lap si no traigo casi batería, la conexión tiene una velocidad aceptable para ser un lugar público y la iluminación es adecuada. Hay lugares que la conexión es terriblemente lenta, no hay donde conectar tu laptop o de plano no hay un lugar donde puedas estar cómodamente con tu equipo, en Starbucks el 99% de las veces, sí.

– Área para fumadores, que aunque en la Cd. de México está prohibido fumar en lugares públicos, el hecho de separar las áreas hace que puedas estar feliz sin tener que oler el CO2 de otros comensales o sus apestosos y agrios alientos a nicotina 🙂

– Seguridad, no recuerdo si desde que llegaron las cafeterías de la sirena metalera a México, ya contaban con su policía en puerta. O si éstos fueron “institucionalizados” a partir de los brotes de inseguridad patentes en todo el país. Lo que sé es que puedo llegar y estar relativamente “tranquilo” voyeureando o trabajando en mi laptop o iPhone sin que alguna infeliz entidad busque robarme. En el Starbucks que estoy no sólo hay 1, sino 2 policías que, por cierto, me miran de forma insistente. O me confundieron con algún actor o con un capo, o son gays o estoy paranóico.

Sin embargo, como todo, también tiene cosas que no me gustan tanto o que de plano me desagradan.

¿Qué no me gusta de Starbucks Coffee?

– Hay algunos baristas que se creen paridos por Kratos. Esos que te atienden con un tono wannabe fresoide y que te miran como si ellos fueran los clientes y tú el pobre loser que no estudió y que tiene que trabajar a las 9PM en una cafetería.  Si me salen con ese tonito al preguntarme qué quiero, he tomado la actitud y les contesto “Ya nada, gracias.” y me salgo de ahí. Casi siempre no vuelvo a regresar a esa sucursal en particular.

– Algunas sucursales a ciertas horas se llenan de entidades menores de 18 años que no saben aún a dónde pertenecen. Algunos podrían estar jugando en el área infantil de McDonald’s y otros bien podrían estar con una identificación falsa buscando entrar en un bar. Como no pueden en uno ni en el otro entonces terminan en un Starbucks. Antes que nada, no respetan ni a su madre. Gritan, son wannabes del patético moreno que anuncia sus tonos y se autodenomina Nigga y parece que todo lo que hacen es para que la gente note su jodida presencia. Ahora evito ciertos Starbucks a ciretos horarios para poder  llegar sin  encontrarme con estas manadas de salvajes.

– Los Valet Fucking Parking. No sólo no soporto que alguien que no sea yo, maneje mi auto, sino que aunque cierre guantera y cajuela con llave y les dé la copia de valet, ellos esculcan y se roban y manosean lo que pueden. Mueven el asiento como si fueran a manejar medio día en tu auto y además, corres el peligro que lo golpeen o rayen y te eches un round con su jodida empresa de seguro – cuando tienen -. Busco ir a aquellos que tienen estacionamiento de autoservicio o los que puedo estacionar a los alrededores. Odio a los valet parking – se nota ¿verdad?

– Que desde que llegaron a México no han cambiado o al menos lavado sus muebles. Hay algunos sillones que no puedes deducir qué color tenían de nuevos. Se encuentran gastados, descoloridos y seguramente son hogar de millones de microorganismos que para gente sangrona como yo, son detestables. Los asientos de piel brillan de las múltiples capas de grasa humana, bloqueador solar, cremas humectantes y toda la porquería que muchas personas nos embarramos en la piel después de bañarnos. Ojalá tuvieran una política de renovación de mobiliario cada cierto tiempo porque de ver los sillones no dan ganas ni de pasar cerca por peligro a que en una de esas cobre vida y te coma.

Precisamente ahora que escribo esta entrada me encuentro en una Starbucks, así que soy fan y mientras mantengan su calidad y no suban tanto los precios, seguiré siendo su cliente. La pila llegó, mi cliente está feliz con su laptop y yo tuve que interrumpir el post pasando del Starbucks Irrigación al Strabucks Plaza Hacienda.

Mis bebidas favoritas:

  • Green Tea Frappuccino sin crema batida y con un shot de vainilla (muy dulce pero sabroso)
  • Helado Shaken Lemon Green Tea (Refrescante y no tan dulce)
  • Caramel Frappuccino light sin crema batida (Cafecito que no requiere extra azúcar)
  • Chocolate Chip Cream con Avellana sin crema batida (Una bomba mejor conocida como cosa chocolatosa)
  • Sandwich Nórdico de salmón y queso filadelfia
  • Sandwich español con salami, jamón serrano y queso manchego

Hasta el próximo Starbuckazo

Abur

Shortlink de esta entrada: http://wp.me/pc17m-iE

Anuncios

7 comentarios

  1. Clarisa Zuccero

    A mi también me gusta por todo lo que escribiste y también porque te encuentras gente no tan fea. Aunque hay de todo tipo como en cualquier otro lugar, por lo menos no lo es tanto XD

    mayo 9, 2010 en 17:55

  2. Christina

    En lo personal, si se trata de café, prefiero Punta del Cielo, por su calidad. Pero Starbucks no creo que venda mucha calidad en su café, o al menos, como buena bebedora compulsiva de café negro, te puedo decir que tal vez tenga calidad pero no sabe a buena calidad. Un café negro de Starbucks te sabe como a “tierrita”. Pero cuando yo voy a Starbucks por lo general no pido café sino té, y sus tés son buenos. El Sandwich nórdico también es bueno…Además te dejan tomar clase de francés algunas veces sin consumir nada ja ja ja. Lo que sí tienes razón es en los muebles…Que los limpien!!!

    mayo 10, 2010 en 08:17

    • R@U

      No he probado los Café de Punta del Cielo, pero los pocos que conozco, son localitos cuadrados chiquitos que no invitan a sentarte, no tienen internet o los del mostrador no saben.

      Pero lo probaré por lo menos para conocer el café 😛

      Gracias, como siempre por comentar Chris (:

      mayo 10, 2010 en 13:13

  3. Luisa

    Estoy de acuerdo con Christina, y es cierto! El café negro sabe a “tierrita” en el único Starbucks que hay es ésta área, Playas de Tijuana, me parece que tiene exactamente TODO lo malo que comentas Rodrigo, excepto el valet parking (

    mayo 10, 2010 en 20:20

  4. Luisa

    Estoy de acuerdo con Christina, y es cierto! El café negro sabe a “tierrita” en el único Starbucks que hay es ésta área, Playas de Tijuana, me parece que tiene exactamente TODO lo malo que comentas Rodrigo, excepto el valet parking, y ni una sola cosa de las buenas que tu conoces ahi. Y los baristas y me vuelven LOCA! me preguntan mil cosas, me dan cientos de opciones, cuando yo solo pido lo que quiero y ademas (aqui tambien) hablan con el acento wanabee, por lo tanto ni les entiendo, he ido dos veces solamente y literalmente “paso sin ver” Tenemos opciones de cafecitos en el área de la playa, con mucho mejor seleccion de café y el servicio mil veces mejor, tienen espacio para mi bicicleta, espectáculo de amaneceres y atardeceres incluidos en el precio de las bebidas. Después de todo, teniendo la playa, para que queremos un Starbucks, no crees?
    Muy buena crónica y excelente relato del tu cafetería favorita.
    Un saludo grande!

    mayo 10, 2010 en 20:27

  5. Carlos Hdz

    Yo disfruto los Starbucks por la facilidad de poder estar con la laptop y tomarme un te. Pero igual, si quiero cafe rico, no acudo a Starbucks.

    mayo 11, 2010 en 14:31

  6. TITA

    yo prefiero el autoservicio… siempre ando corriendo, me dare el tiempo de sentarme y observar…

    mayo 12, 2010 en 20:57

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s