Cuando buscamos en la Web información generalmente nos enfocamos en leer las publicaciones que encontramos; tal vez unas 2 o 3 fuentes para poder tener referencias y confirmar lo que hallamos. Sin embargo, pocos hacemos caso de los incomprendidos comentarios. Sólo los pelamos cuando se trata de videos en YouTube o Vimeo o de los chistes o citas que publican nuestros amigos en Facebook o Twitter. ¿Por qué son olvidados cuando estamos buscando algo fuera del entretenimiento? Los comentarios a veces son más importantes que la publicación en sí.

Alguna vez leí el artículo “5 Ways iOS kicks Android in the Teeth” en un blog denominado ExtremeTech de por qué iOS (sistema operativo en iPhone, iPad y iPod) en su versión 5, era mejor que Android (sistema operativo de Google en varios teléfonos – Samsung, LG, HTC, etc.  El blog se supone que es serio y al leer la publicación se tenía la sensación que el que lo había escrito conocía de ambos sistemas operativos y los comparaba siendo inmisericorde con Android.

Si le echan un vistazo a los comentarios, los usuarios y conocedores de Android pusieron en su lugar al autor enumerando sus errores y evidenciando que no sabía de lo que estaba hablando. Si me hubiera quedado con el artículo, me hubiera quedado con la información equivocada, pero los comentarios no sólo evidenciaron y corrigieron lo que estaba mal, sino que proporcionaron más información y complementaron la publicación.

En resumen, es recomendable leer la publicación junto con sus comentarios por las siguientes razones:

–          Proporcionan un nivel de confianza, aunque sea relativo o sesgado, es mejor que nada.

–          Generan una discusión sana, en la mayoría de las ocasiones, donde los lectores proporcionan su punto de vista que puede diferir del autor y darnos un mayor criterio sobre lo que leemos.

–          Complementan la información de la publicación.

–          Mantienen la publicación más o menos al día dependiendo de la fecha de los comentarios.

–          Desmienten cualquier error u omisión que el artículo pudiera tener.

Así que, para la próxima que lean, comenten o si no, por lo menos lean los comentarios que hay.

Abur