Mi espacio utópico y catártico

Apple

¿Comentar o no comentar?

Cuando buscamos en la Web información generalmente nos enfocamos en leer las publicaciones que encontramos; tal vez unas 2 o 3 fuentes para poder tener referencias y confirmar lo que hallamos. Sin embargo, pocos hacemos caso de los incomprendidos comentarios. Sólo los pelamos cuando se trata de videos en YouTube o Vimeo o de los chistes o citas que publican nuestros amigos en Facebook o Twitter. ¿Por qué son olvidados cuando estamos buscando algo fuera del entretenimiento? Los comentarios a veces son más importantes que la publicación en sí.

Alguna vez leí el artículo “5 Ways iOS kicks Android in the Teeth” en un blog denominado ExtremeTech de por qué iOS (sistema operativo en iPhone, iPad y iPod) en su versión 5, era mejor que Android (sistema operativo de Google en varios teléfonos – Samsung, LG, HTC, etc.  El blog se supone que es serio y al leer la publicación se tenía la sensación que el que lo había escrito conocía de ambos sistemas operativos y los comparaba siendo inmisericorde con Android.

Si le echan un vistazo a los comentarios, los usuarios y conocedores de Android pusieron en su lugar al autor enumerando sus errores y evidenciando que no sabía de lo que estaba hablando. Si me hubiera quedado con el artículo, me hubiera quedado con la información equivocada, pero los comentarios no sólo evidenciaron y corrigieron lo que estaba mal, sino que proporcionaron más información y complementaron la publicación.

En resumen, es recomendable leer la publicación junto con sus comentarios por las siguientes razones:

–          Proporcionan un nivel de confianza, aunque sea relativo o sesgado, es mejor que nada.

–          Generan una discusión sana, en la mayoría de las ocasiones, donde los lectores proporcionan su punto de vista que puede diferir del autor y darnos un mayor criterio sobre lo que leemos.

–          Complementan la información de la publicación.

–          Mantienen la publicación más o menos al día dependiendo de la fecha de los comentarios.

–          Desmienten cualquier error u omisión que el artículo pudiera tener.

Así que, para la próxima que lean, comenten o si no, por lo menos lean los comentarios que hay.

Abur

Anuncios

¿Porqué un iPhone 4?

Desde hace tiempo existe el debate – no oficial – acerca de qué tan “bueno” es el iPhone. Con tantas ofertas atractivas en el mercado de teléfonos inteligentes (smartphones) ¿por qué decidirse por un equipo sobrevalorado, con existencias limitadas (en Telcel México la lista de espera se extendió por varios meses) y con un supuesto detalle de caída de llamadas por un problema de antena?

Las respuestas pueden ser:

– Viscerales: “Porque me gusta y quiero uno”, “Porque no cualquier güey lo tiene”, “Porque me da caché“, etc.

– Caprichosas: “Porque yo siempre he tenido gadgets Apple gooeeeeeey”, “Porque está chiquismiquis”, “Porque todas mis amistades tienen uno”, etc.

Pero qué mejor que la respuesta fuera informada, basada en opiniones de personas que tienen uno y que explotan sus funciones y no los usan solamente para hacer llamadas y escuchar música mientras hacen ejercicio. Para eso decidí escribir esta entrada y para todos aquellos que me preguntan porqué comprarse un iPhone o un iPad.

El iPad casi puedo decir que es lo mismo pero con pantalla grande. Pero ese es otro tema ya que los mercados objetivo de cada producto tienen sus propias características.

No hablaré de detalles técnicos porque finalmente esos pueden observarse echando un vistazo al sitio de Apple. En cambio, expresaré lo que me gusta y por qué me gusta. Hace poco más de un año escribí aquí un post respecto al iPhone 3G S, algo similar, pero sin tanto detalle técnico esribiré esta vez. ¡Órale! eso lo redacté como si Yoda me hubiera poseído satánicamente.

iPhone 4

– Pantalla: Es la denominada y galardonada “Retina display” (o sea, de no mames) La mejor comparación se tiene con las TVs de hoy. El iPhone 3G S sería como una pantalla de Plasma de 40 pulgadas cuya resolución es de 1366 x 768 (pixeles a lo ancho y alto de la pantalla) No hay queja, se ve muy bien, tiene buen brillo y contraste.

Sin embargo, el iPhone 4 es una TV de también 40″ pero de LCD retroiluminada por LEDs FullHD con resolución de 1920 x 1080. No sólo se ve mucho más detallada la imagen, sino que se puede apreciar una sensación de dimensión y volumen en que la de plasma sólo puede soñar. Si tienes en casa una pantalla de LEDs sabes a lo que me refiero.

Lo agradable de la pantalla del iPhone 4 es que imágenes y videos se ven simplemente perfectos. Ya no volverás a ver la pantalla de ningún móvil igual una vez que has manejado la del iPhone 4. Y los que digan que no, vayan a hacerse un examen de la vista o háganse una limpia para quitarse lo necios 😉

Cuenta con aplicación de cámara fotográfica con zoom y exposición por zona. Toma de video con autoenfoque y exposición por zona también. Los que hemos tomado videos en conciertos apreciamos que el audio es excelso, sin saturación ni distorsión, casi casi como se escuchaba en vivo.

Para visualizar cuenta con su propia aplicación de Fotografías donde se reproducen fotos y videos y además cuenta con su App para acceder directamente a YouTube.

– Velocidad y memoria: Sin entrar en detalles el iPhone 4 es prácticamente 2 veces más rápido que su predecesor. Contra una Blackberry definitivamente no hay nada qué hacer; es sumamente rápido. Hay otros teléfonos con Android como el Motoroi o los HTC. Gracias a mi trabajo he podido tenerlos todos en mis manos y probarlos, literalmente, hasta el cansancio. Son rápidos, no lo niego pero la facilidad de uso e interfaz del sistema operativo de Apple (iOS) hace que todo se lleve a cabo de manera natural y rápida.

– Cámara: Ademas de la cámara trasera mejorada de 5Mpx este iPhone viene con una cámara frontal de 0.3Mpx ideal para autofotos y para hacer llamadas gratuitas entre iDevices (iPad2, iPhone 4, iPod touch y Macs) vía Facetime. La luz de LED de la cámara trasera no es maravillosa pero suficiente para alumbrar cuando entras al cine y ya comenzó la película, iluminar personas a retratar en la noche y lo básico. He visto fotos mejores en Nokias y en Motorois, sin embargo cumple y con creces. Las fotografías son muy buenas y además toma vídeo a 720p a 30fps.

– Aplicaciones: Es bien sabido que la tienda de aplicaciones Apple (AppStore) para sus iDevices es la más completa del planeta. Podrías llevártela descargando aplicaciones gratis y jamás necesitar comprar una pero es imposible resistirte a un Angry Birds por sólo 10 pesos mexicanos o el mismo precio por comunicaciones multiplataforma con WhatsApp. Android Markey y Ovi Store han hecho su luchita, pero trata de descargar una aplicación en el Ovi Store de Nokia. A mi me da flojera la lentitud para entrar ahí y una vez que lo logras, la cantidad de clics para realizar la compra. En el caso de Android ahí la llevan, pero sigue siendo más sencillo el AppStore de Apple.

En mi caso veo cada semana que hay de nuevo en la zona de Apps gratuitas y echo un vistazo a las Top pagadas. Descargo para probar y si no me gusta la borro. Si me gusta, evalúo si vale la pena pagar entre 10 y 100 pesos por aplicación. Hay gente que le duele el codo pagar $50 pesos por una App, pero se gastan a la semana el triple en cigarros. 😛

Ahí encontrarás casi de todo porque la selección para adultos está limitada por Apple. Me parece bien porque muchos jóvenes y niños usan iPods y no es de buen gusto encontrarse con basura pornográfica o fanática. Pero lo que hay satisface casi todas las necesidades. Por algo el slogan del lanzamiento del iPhone: “There’s an app for that” -> “Hay una aplicación para eso” aludiendo a que puedes encontrar una aplicación para lo que necesites.

– Sincronización: A menos que seas muy quisquilloso y quieras imposibles (gratis) la sincronización actual por cable con iTunes cumple con creces las necesidades de la mayoría de los mortales. Tienes en tu PC o Mac los mismos contactos, Favoritos, Notas, y Pendientes gracias a la sincronización. Apple en su Mac OS X maneja varios calendarios que a veces complican la vida pero sólo si te lo propones. Puede ser tan sencillo o tan complejo como decidas.

– Audio: Adicionalmente puedes crear listas de reproducción. En mi caso tengo listas para hacer ejercicio, conducir en carretera, música en español, metal e instrumental. De repente sincronizo videos y por si fuera poco, también puedes sincronizar carpetas de fotos. Todo esto a través de iTunes. Puede parecer complicado, pero después de hacerlo un par de veces mecanizas el proceso.

La salida es estéreo estándar tipo mini plug. Nada del otro mundo y suficiente para conectarse en coches, audífonos y bocinas. Además de que en el mercado existe un número inmenso de reproductores que se acoplan y al mismo tiempo cargan iPods y iPhones por igual.

– Mapas: Podría desanimar a varios al mencionar que necesitas estar conectado a Internet para poder explotar la función de mapas y GPS del iPhone. Pero si te compraste un iPhone, necesitas un plan de datos para aprovecharlo. No puedes comprar un Porsche cuando vives rodeado de terracería. Sólo en el caso de que estés fuera de tu país los cargos de datos por roaming pueden ser engorrosos, pero eso es tema aparte.

La aplicación nativa de mapas usa el servicio de Google Maps para ubicarte. El GPS funciona muy bien con un margen de error de apenas 3 metros en los peores casos. Funciona adentro de edificios e incluso dentro de estacionamientos, siempre y cuando no sean subterráneos. Cuenta con función de búsqueda en la que escribes una dirección y una vez ubicada, te indica la ruta entre tu posición actual y tu búsqueda. No tiene voz todavía pero teniendo el iPhone en un soporte sobre el tablero del auto, no lo necesitas.

Adicionalmente cuenta con la función Street View que te da un vistazo de la mayoría de las calles, así puedes ubicar la tiendita de la esquina y las referencias típicas que se dan para llegar a algún lugar.

– Batería: Es un hecho que no es un punto fuerte, pero dado que se cuenta con una computadora con teléfono, acceso a Internet, notificaciones, cámara digital, etc. la duración de apenas un día está justificada. Si se usa intensamente en el día y teniendo la versión de iOS 4.3.3, necesitarás cargar batería por la noche y algunas veces dos veces el mismo día. Si lo usas sólo para comunicarte, cuando te llega un correo, para actualizar tu Twitter o echar un vistazo a las redes sociales, bien te puede durar un par de días o más sin necesidad de cargarla. En mi caso, no tengo queja, cuento con un cargador portátil y no pasa nada.

– Diseño y facilidad de uso: Va un poco de la mano con lo que los americanos denominan “Look and feel, you know?” Para empezar está hecho magistralmente. No importa que se lea “Assembled in China” al reverso, lo importante es que antes se lee “Designed by Apple in California” No se parece a nada que se haya hecho antes. Cristal y aluminio, botones de volumen laterales, un botón de encendido y desbloqueo y el único botoncito frontal denominado “Home”

Ya lo vaticinaba E.T. en 1982. Él decía “E.T. phone home” No era que el quisiera llamar a su casa. Eso ya lo tenía resuelto. Lo que él quería era un iPhone 😉 Aún E.T. con sus dedos de dildo podría usar el teclado multitouch del iPhone; uno de los mejores a la fecha. En el de la Blackberry y de dispositivos con teclados físicos no me acomodo, incluso me duelen los dedos y se cansan después de una sesión intensa de escritura. En el iPhone, dado que no hay impacto en realidad nunca me he cansado de teclear en él.

Seguramente hay gente que no está de acuerdo, pero como siempre, lo que aquí escribo es a partir de vivencias personales y debo admitir que Android me llama la atención porque es un verdadero contendiente de Apple. Sin embargo, siempre termino regresando al iOS 🙂

Steve Jobs… rulea


Hace muchos años…

o hace algunos meses mejor dicho – como diría Boseberto Miguel Bosé en su canción “Partisano” – que no escribía en mi espacio virtual dedicado a la catarsis, compartimento y mi aportación a las letras virtuales.

La foto de aquí es la vista de mi computadora. Siempre había querido una de estas de verdad. Y pongo “de verdad” porque había instalado ya un Mac OS X en mi PC pero definitivamente no es lo mismo.

Este post no iba a ser acerca de “Maquita” (sí, soy de esas personas que le pone nombre a sus cosas incluyendo sus partes íntimas 😉 ) pero ya que empecé, pues voy a ver a dónde me lleva esto.

Los que son dueños de algún iDevice, seguro se sentirán identificados y estoy seguro que la mayoría coincidirá conmigo en esta descripción.

Primero, lo que se percibe en la frase en inglés “look & feel”: desde que vi en las tiendas el case de aluminio y la pantalla de cristal ya había llamado mi atención. La manzana en la tapa que se enciende junto con el equipo le da un aire de personalidad que era único; bueno, es, pero ya fue emulado por otros fabricantes. El teclado es retroiluminado y la sensación al usarlo es definitivamente de calidad y confort. El Touchpad multigestos hacen que el uso de mouse no sea siquiera extrañado. En él tienes funciones que se integran perfectamente al sistema operativo y sus aplicaciones. Por ejemplo, el uso de dos dedos desplazándolos hacia arriba y hacia abajo emulan el funcionamiento de desplazamiento presente en las ruedas del mouse. El uso de tres dedos hacia los lados, sirven para avanzar o retroceder en Safari – navegador de Internet de Apple –  esto y varias amenidades comunes en estos dispositivos hacen que con tener uno, entiendas el funcionamiento de los otros.

No sólo tiene lo necesario sino un poco más: puertos USB 2.0, cámara, firewire, red alámbrica e inalámbrica, DVD, etc. Apple tampoco se andan con jaladas como en el caso de las PCs, que ofrecen equipos de $5000 alegando solidaridad para con los que necesitan un equipo de cómputo y no quieren gastar más de eso. Conozco varios casos que al mes de haber comprado una mentada Netbook ya la quieren vender desesperados por su lentitud. En el caso de Apple, desde el modelo más básico te ofrecen toda la calidad, versatilidad y poder de cómputo para que realmente estés satisfecho. En escala del 1 al 10, el equipo más lento de Mac está en un 5 cuando en PC te puedes encontrar equipos que cuestan lo mismo que la MacBook más económica y están en 2 o 3. Ahh pero te regalan una maletita pinchurrienta que realmente ya te están cobrando en el precio.

El sistema operativo es otro mundo. En este caso es un Mac OS X 10.6.7 Lion… con 4GB en RAM todo se ejecuta a una velocidad por encima de lo esperado. El sistema lo tienes funcionando en menos de 40seg desde que presionas el botón de encendido y se apaga en menos de 10 seg. Esto lo logran también algunas PCs pero esas tienen discos de estado sólido o están nuevas sin software. Yo lo tengo en el equipo “budget”

En fin, ya dedicaré varios posts al sistema operativo Mac OS X y a las Mac en general ya que tiene varios “truquitos” que resuelven la vida a sus usuarios.

Cambiando de tema, quise escribir respecto al tiempo. Este es relativo en su percepción, intangible. A veces amigo, otras veces enemigo y desafortunadamente nada podemos hacer para manipularlo. ¿Cuántos no quisiéramos regresar a cierta época de nuestras vidas y comenzar otra vez desde ahí?  En mi caso, me remontaría hasta el momento en que tomé conciencia de mi existencia – espero que pase un milagro ahorita como el de las novelas y que al escribir esto, un remolino venga por mi y me lleve a mis 3 o 4 años de edad 😉 – empezaría de nuevo y esta vez me quitaría de miedos, experimentaría muchas cosas más y viviría como si no tuviera nada que perder. No sería irresponsable, al contrario, sería mucho más responsable porque regresaría con conocimiento y el conocimiento demanda responsabilidad.

Como no llegó ningún remolino por mí, sólo me queda vivir el presente. El pasado ya valió, ahí está. Pum, no se puede hacer algo más que aprender de él para seguir haciendo lo que aprendimos y dejar de hacer lo que no nos aportó. Es experiencia y lo mejor es agradecer que pasamos por él y así aplicar lo aprendido en el futuro. El cual ni siquiera está garantizado. Sólo queda el presente y nuestras decisiones para él.

Algún tiempo me la viví en el pasado, no me trajo más que amargura y desperdicio del presente. Ahora veo hacia atrás con tristeza porque dentro de mi plan de vida ya debería estar en otro nivel. Así como en un juego de video que antes de empezar a jugarlo me decía: “hoy llegaré al nivel 10” Pasaba a veces horas y cuando veía no había llegado ni al nivel 5. Pero mi ritmo no es igual al de nadie. Estoy convencido que, cuando vamos por la vida, cada quién va a su ritmo. No tiene que ver con tener hijos, o tener una casa propia o las pendejadas que la tradición, la sociedad y las instituciones nos venden por todas partes. Tiene que ver con la experiencia de vida, el haber probado sabores, olido, sentido, conocido personas, situaciones, lugares y sobretodo aprender de la vida en sí como para poder respetar y ser humildes en nuestro entorno.

Al final del día y de la vida tanto el político como el campesino terminarán siendo polvo y huesos. Alguna vez vi a la muerte de cerca y lo que más me entristeció y encabronó casi por igual fue el que me iba a ir sin haber hecho más cosas; sin haber vivido más. Además de que quería que mi recuerdo y legado fuera otro del que estaba dejando.

Hoy sé que todo eso depende sólo de mi. No puedo achacar mi felicidad a personas o a las cosas que tengo o no tengo. Mi felicidad radica en mi porque yo decido ser feliz y por lo mismo debo hacer lo necesario para serlo. Es tan fácil y tan difícil al mismo tiempo y pienso que tiene que ver con el equilibrio del universo. Es por eso que se busca el balance en las cosas.

Creo que esto que escribo no tiene ni pies ni cabeza. En este momento escucho “Starlight” del álbum de Muse en vivo en Wembley: HAARP. Es una canción que me conmueve, es poderosa, es sensible, es apasionada y al mismo tiempo tan sencilla.

Ya para terminar escribiré acerca de algo que me pasó hace unos días que me trajo de buenas hasta el final del día y que definitivamente quería escribir. El día comenzó fresco y yo de buenas porque el día anterior había ido al gimnasio y había descansado lo suficiente. Desperté fe buenas y decidí que ese día no podía enojarme por nada. El día transcurrió maravillosamente. El trabajo salió mejor de lo que esperaba, comí mi comida favorita, recibí dinero, en fin… un día perfecto.

Ya casi para terminar, de regreso del gimnasio iba conduciendo ya de noche camino a casa con el quemacocos abierto (sunroof) y disfrutando de una luna de “uñita” por más hermosa. Parecía la sonrisa curva de una carita feliz. El tránsito se detuvo a escasos kilómetros y minutos de llegar a casa y estuve a punto de enojarme por mi “mala suerte” En ese momento reaccioné y pensé para mi que no era mala suerte, al contrario, era para agradecer que así podría seguir viendo la luna por más tiempo y entonces agradecí como tengo costumbre: “gracias padre”, dirigiéndome al creador, al padre, al arquitecto de la Matrix, de the Grid o de la vida que nos rodea. En ese momento entró una florecita de jacaranda por el quemacocos y se depositó junto al teléfono que estaba sobre el tablero. Whoaa no podía estar más contento y llegué a casa con una sonrisota por la manifestación que tuve de que había establecido comunicación el universo.

Quiero que cada uno de mis días sea así. Aún no descifro si es sólo cuestión de desearlo y violá, pero no se nos da porque nos distraemos en el camino y cuando mentamos madres o nos enojamos atraemos la mierda a nuestra vida. Nadie está seguro, pero lo que sí es que estoy agradecido por días así y de que me recuerdan que el poder está en nosotros.

Ahh qué bella es la vida….


Google, Pac Man y iPhone

El día de hoy el home de Google no sólo usó su logo para homenajear una conmemoración del día, sino que además logró algo revolucionario desde mi punto de vista.

Desde sus orígenes hace más de 10 años, Google ha ido modificando la presentación de su logo de acuerdo a la fecha del día y la localización geográfica de su dominio. En el caso de México el 2 de noviembre del año pasado uso el siguiente logo:

y el 7 de noviembre junto con otros logos fue conmemorando a los personajes de Plaza Sésamo.

El día de hoy conmemoró los 30 años de vida que tiene el popular juego Pac Man. Para estos efectos, en todos sus portales en el mundo uso la imagen del popular video juego formando las letras de su logo.

El botón que anteriormente decía “Voy a tener suerte” fue sustituído por “Insertar Moneda” y lo que sucede al ser presionado es que se puede jugar Pac Man con todo y sus 255 niveles como en el juego original.

Esto sería simplemente divertido pero es además revolucionario porque el juego no se ejecuta en el popular Flash que es un plug in de Adobe, sino a través de un gigantesco y muy bien hecho objeto de Javascript. Esto quiere decir que el juego puede desplegarse y no sólo eso, reproducirse en dispositivos como el iPhone.

Y aunque la falta de teclado hace que necesites usar gestos con el dedo para que puedas jugar, es factible hacerlo.

Esto demuestra que no se necesita Flash para poder tener sitios con excelente vista, diseño y contenido. Raro porque Apple y Google estuvieron peleados un tiempo. 🙂

Todos los logos que ha publicado Google los puedes encontrar en: http://www.google-logos.com

Shortlink de esta entrada: http://tiny.cc/eq3la


Porqué un iPhone 3G S

Desde hace tiempo quise escribir respecto al iPhone aquí en R@Utopia y por fin me dí el tiempo para recopilar la información necesaria y para poder escribirlo.

La salida al mercado de el iPhone causó una gran expectativa al igual que ha pasado con otros productos de la compañía de la manzana. Desde siempre, Apple se ha destacado por su diseño y lo intuitivo que resulta el usar sus productos, de hecho, Apple ha marcado una tendencia y se constituye como milestone de épocas de tecnología con sus productos.

Aunque como todo, el iPhone no es, ni ha sido, del agrado de todos – como le pasó al iPad con sus detractores y la gente que habla al respecto sin siquiera haber tenido una en sus manos – para algunos por prejuicios (he oído a gente que me dice dice que el iPhone no les gusta porque eres para mujeres… es ridículo) otros por amor a su teléfono actual y otros sólo por reaccionarios e ignorantes.

En el año 2007 salió la primera generación del iPhone al mercado. Fue tanto el revuelo que causó, que hasta hubo gente acampando afuera de las tiendas de Apple para poder hacerse de uno en el primer día de su lanzamiento. En México no fue tan exagerado ya que tardó unos meses en ser lanzado por la compañía Telcel.

En mi caso no me llamaba tanto la atención porque contaba ya con un equipo iDEN de Nextel y todas mis necesidades móviles adicionales al teléfono las satisfacía a través de la última una Clié de Sony, la PEG UX-50.

En la Clié tenía WiFi 11b, cámara fotográfica y de video, reproductor MP3, diccionarios, aplicaciones PIM que tienen tanto las Blackberry como cualquier otro Smartphone incluyendo el iPhone. Por todo esto, tampoco contaba con iPod que también es otro éxito de Apple.

Un día tuve al fin un iPhone en mis manos. Quedé gratamente impresionado por varias cosas: el diseño, el look and feel del mismo, la amigable y bien lograda interfaz y sobre todo, la calidad del dispositivo en general; pensé “éste es un gran producto y lo quiero” Pero en ese momento hubiera sido un lujo ya que no estaba dispuesto a cancelar el Nextel y además, la Clié cubría perfectamente mis necesidades. Esperaría lo más que pudiera, porque además, quería hacer comparaciones con sus competidores que también llamaban mi atención: los Nokia, los Blackberry y Windows Mobile.

Siendo desarrollador de Sofware estoy consciente que las primeras versiones, por más pruebas y controles de calidad que se tengan, hay algo que se requiere para pulir cualquier producto: la experiencia del usuario final. Ésta es la que saca a la luz todo lo que se puede escapar al equipo que trabaja en el producto y que está dentro del ciclo de desarrollo de cualquier producto tecnológico.

La primera generación del iPhone era un tanto lenta y sufría un poco con las aplicaciones. A veces se atoraban y otras veces reiniciaban el aparato, pero no dejaba de ser un gran producto. El siguiente año la versión 3G vio la luz en el mercado. Éste contaba con versiones de 4, 8 y 16GB y además de corregir las “deficiencias” de la primera generación, contaba con GPS y usaba la red de datos 3G en los lugares que se encontrara disponible. Fue cuando el “gusanito” de comprarlo empezó a crearme ansiedad por tener uno. Lo anterior aunado a que, como consultor, varios clientes y amistades me pedían ayuda para resolver situaciones con sus iPods, iTunes y iPhones, les podía ayudar pero sabía que podría dar mejores asesorías si tuviera al menos un iPod en mis manos.

La gota que derramo el “vaso de la ansiedad para mi compra” fue cuando se me cayó la Clié. Funcionaba todo a excepción del WiFi… ya no podía ver correos ni navegar en Hot Spots. Hice una investigación para comparar modelos de Smartphone donde los contendientes eran el Nokia N97, la Blackberry Bold 9000 y el iPhone 3G S.

Para no hacer el cuento largo, ya saben cuál fue el ganador y en agosto me regalé de cumpleaños un iPhone 3GS. Ganó en las encuestas que hice a la gente que tenía estos teléfonos y en el comparativo que realicé definitivamente era lo que quería y necesitaba. Ya en mis manos y en cuestión de una semana, que fue cuando le “agarré el modo”, consideraba ya, que ha sido la mejor compra de un gadget en mi vida y es por eso que quise compartirla con ustedes, amables lectores de esto 🙂

Dado que hay muchos equipos que pueden competir con el iPhone 3GS sólo pondré los datos de éste y lo que me gusta de él ya que hay gusto para todo y aquí asentaré mi experiencia personal.

Características del iPhone 3G S:

    • Look and feel -> Un bello rectángulo de 62mm de ancho por 112mm de alto y 12mm de grosor. La pantalla tiene una cubierta de vidrio y en la parte de abajo sólo tiene el botón Home. La parte de atrás es una cubierta de cerámica con un tratamiento de Zirconia/Yttrium que la hace sumamente atractiva, resistente y durable. Alrededor cuenta con un borde metálico y sus botones de volumen y de silencio. Pesa sólo 135 gramos.
    • Pantalla de 9 cm con 320 x 480 pixeles 18bits de color-> A diferencia de Blackberry la pantalla es maravillosa, todo cabe perfectamente en ella y la facilidad para cambiar entre pantallas “arrastrando” el dedo es simplemente excelsa. Hay pantallas de mayor resolución como la del Nokia N97 de 640 x 360 sin embargo, para mi es ideal la del iPhone. Cuenta con un sensor de luz que hace que en condiciones reducidas de iluminación la pantalla disminuya automáticamente su brillantez y aumente en caso contrario.
    • Interfaz touchscreen multipunto (permite responder a más de 1 punto de contacto a la vez) -> esto hace que el iPhone carezca de botones físicos – sólo cuenta con el botón de Home, volumen y el de Sleep/Wake. Esto es hace que la pantalla responda a cualquier toque o movimiento en ella. La sensación y respuesta es muy buena y rápida aunque poco precisa dependiendo del tamaño de tus dedos y la presión que pongas en la pantalla. Algo que ha hecho que el iPhone sea protagonista de varios anuncios de autos es su respuesta a gestos. Es decir, si queremos acercar una foto, realizamos en la pantalla el gesto de separar con dos dedos la foto. Para reducirla juntamos los dedos.
    • Espacio de almacenamiento desde 8GB y hasta 32GB -> para el tipo de dispositivo y mis necesidades es más que suficiente. Tengo 2GB libres con más de 80 Apps, películas y cerca de 500 canciones, fotos, vídeos. Evidentemente el Nokia con 32GB y una tarjeta tipo SDHC de 16GB puedes tener mayor capacidad.
    • Procesador y gráficos -> El iPhone cuenta con gráficas PowerVR SGX con soporte para OpenGL ES 2.0.  Su procesador es un ARM Cortex A8 corriendo a 600 MHz con 256 MB de memoria RAM. Con esto es posible para el iPhone emular hasta 24bits de colores (16millones) aunque son solamente – si aplica el adverbio – 18bits reales (262mil) Estoy puede sonar muy técnico pero lo más ejemplificativo es poder ver una película en tu teléfono sin lags y en perfecta fluidez o el poder ver un juego de carreras con gráficos de gran resolución.GTi Racing App
    • Sistema Operativo -> que gestiona las aplicaciones y el comportamiento del teléfono combinando las funciones de gráficos, telefonía, multimedia, GPS, navegación, etc. En este caso es el iPhone OS 3.0 es robusto con ciertas capacidades multitarea y una excelente integración con Internet. El que se acerca a su facilidad es el nuevo HTC con el sistema operativo de Google el Android. Es cuestión de gustos. El Droid me gustó mucho pero el iPhone OS tiene mi corazón 😉 La “desventaja” – nótese que está entre comillas – de este OS es que no reproduce Adobe Flash. Lo pongo entre comillas porque flash se caracteriza por sus incompatibilidades. ¿Cuántas veces aparece en nuestra pantalla que tenemos que actualizar la versión que usamos, el tener que esperar a que cargue una animación de más 2MB en sitios con diseño espectacular pero poco funcionales o intuitivos. ¿Qué tal los juegos de Facebook, necesitas a veces una gran capacidad de procesamiento (Dual Core y 2GB en RAM) para que pueda ejecutarse tu granjita decentemente 😉 Nop el flash no es necesario en un dispositivo móvil como es un teléfono o un PIM.
    • Teclado -> Nuevamente depende del gusto de cada quién. Hay personas que necesitan la retroalimentación tactil que otorga en los dedos un teclado real, en mi caso, me daba igual, aunque al principio no me había gustado el teclado de los primeros iPhone que pasaron por mis manos. Sin embargo, en menos de una semana me había acostumbrado al teclado virtual, mismo que puede ser usado horizontal como verticalmente gracias al sensor de movimiento del teléfono 🙂 con sólo voltear 90° el mismo, automáticamente la pantalla se acomoda. Wow 😉
    • Cámara -> Mi Clié contaba con una cámara muy simple de 1Mpx (VGA 640 x 480) y vídeos CIF de (320 x 240) era suficiente para una que otra cosa, pero para eventos que merecen ser recordados era muy deficiente. La primera generación de iPhone sólo tomaba fotos y éstas eran de 2Mpx. La versión 3G S toma video VGA en formato H.264 y a 30 cuadros por segundo. Las fotos son de 3Mpx (2048 x 1536) no tiene gran sensibilidad en condiciones de poca luminosidad y carece de flash o luz LED para iluminar pero es un teléfono y para fotos ocasionales funciona de maravilla. Cuenta con Autofocus y cuadro selectivo para el exposímetro. Pueden ver las tomas del concierto de Depeche Mode en México tomadas con el iPhone aquí y algunas fotos más tomadas con el iPhone aquí mismo en R@Utopia.
    • Audio -> Como la gran mayoría de los móviles contemporáneos cuenta con reproductor de archivos MP3. Esto lo logra, nada más y nada menos que con una App que se llama iPod. La interfaz está más que probada y es muy amigable y simple de usar. El único “pero” que le encuentro es, que carece de un botón no virtual para poder navegar entre canciones o, en su defecto, una rueda como las que las Clié tenían.Soporta múltiples formatos de audio: AAC y MP3 (desde 8 hasta 320 Kbps), Protected AAC, HE-AAC, MP3 VBR, Apple Lossless, AIFF y WAV. Un punto débil es su bocina, no es para nada maravillosa, pero es suficiente para escuchar en ambientes cerrados y sin mucho ruido alrededor. También es por eso que se venden aparte una gran cantidad de sistemas de audio compatibles con iPod/iPhone; nuevamente, es un teléfono no un reproductor de música. Otra característica con la que cuenta es la grabación de voz integrada en el sistema operativo. El micrófono funciona decentemente, sin embargo, al ser casi unidireccional requiere que nos acerquemos a él para garantizar una grabación adecuada.
    • Control por voz -> Innovación contra las primeras generaciones. Ya sea a través de un manos libres Bluetooth, alámbrico o directamente al micrófono del iPhone, nos entiende perfectamente cuando queremos darle órdenes por voz. Es posbile configurar más de 15 idiomas de los cuales reconoce comandos. En mi caso, prefiero usarlos en inglés, es más corto y es el idioma nativo del teléfono. Puedes decir “Rodrigo mobile” y marca mi número móvil 🙂 Con estos comandos controlas la reproducción de audio, puedes hacer llamadas e incluso puedes preguntarle “Who sing this song?” jajaja y te responde correctamente 🙂
    • Conectividad -> Como buen teléfono GSM en el canal de voz funciona Quad Band en prácticamente todo el planeta (donde haya red GSM o TDMA) En el canal de datos, donde hay 3G disponible, su ancho de banda máximo es 7.2Mbps. Aquí es donde les parte la cara a los Nokias y Blackberries, ya que sólo alcanzan 3.6Mbps (En condiciones ideales son 900 y 400 KBps respectivamente)
      En los lugares donde la señal no cuenta con suficiente potencia o no es de gran calidad, automáticamente cambia de 3G a EDGE impactando negativamente en los tiempos de descarga y carga de contenido.

      Ya casi de default podemos encontrar conectividad por Bluetooth 2.0 con el estándar A2DP en todos los móviles del mercado. El WiFi (802.11b/g) se encuentra también presente. La antena mejoró mucho respecto a las generaciones anteriores de iPhone.

      Puede enviar y recibir correos de cuentas POP e IMAP de múltiples cuentas junto con GMail, Yahoo, AOL y Exchange.Su navegador por excelencia es el Safari pero como mencioné líneas arriba no tiene soporte para Flash. Al momento de escribir este post ya se encuentra disponible el navegador Opera para iPod/iPhone/iPad.

    • GPS -> una funcionalidad que junto con la brújula (Compass) y Google Maps te ubica con una precisión aceptable en el planeta. Se requiere muchas veces estar a cielo abierto o estar en los últimos pisos de una estructura para que pueda recibir y enviar información de los satélites. La mayoría de las veces que se usa el GPS funciona bien. Su forma de funcionar es descargar en tiempo real los mapas conforme los vas necesitando. Esto hace que la aplicación GPS tenga ventajas y desventajas.

      Ventajas:
      Siempre se cuenta con el mapa más actualizado al ser descargado al momento. En México los mapas de Google son muy completos y se cuenta ya con la función de Street View a partir de la versión 2.2 del OS.

      Desventajas: Por la descarga en tiempo real, requieres estar conectado a WiFi o al canal de datos para poder lograr dicha descarga. Almacena hasta 9 pantallas de mapa mientras estás navegando.

      En el caso de los Nokia, usan sus propios mapas: Nokia Maps y estos están integrados en la memoria del móvil 🙂

    • Batería -> Tal vez es lo menos maravilloso ya que generalmente estamos acostumbrados a que un teléfono móvil nos dure días sin tener que cargarlo de nuevo. En el caso del iPhone, éste no es distinto al resto de la familia de smartphones: la pila duro poco. Su batería es recargable del tipo litio-ion y se encuentra soldada dentro de su case, por lo que no intercambiable como en el común de los móviles.  Ésta se carga a través de su cable de 20pines propietario de Apple pero compatible con iPod y iPhones entre sí. En el mejor de los casos puede durar la batería en standby hasta 24hrs. Dependiendo del uso que le des al equipo, puedes comerte la totalidad de la batería en poco menos de 5hrs cuando usas intensivamente la red de datos en modo 3G y con la pantalla con brillo al 75%Por lo anterior compré un case con batería integrada que te da casi el doble de tiempo de uso 🙂 además que lo hacen único.
    • Sensores -> Cuenta con sensor de proximidad, sensor de luz ambiental y acelerómetro. Esto hace posible poder controlar aplicaciones a través de la posición del iPhone en el espacio.
    • Aplicaciones -> A través de iTunes se puede acceder a la iTunes Store y en ella a más de 130,000 aplicaciones. Como dice el anuncio “There’s an App for that” – “Hay una aplicación para eso” y se acerca mucho a la realidad ya que se tienen juegos, libros digitales, agendas, Mapas, Redes sociales y un sin fin de aplicaciones gratis y otras desde 1 hasta 500 dólares.
  • El iPhone es un gran dispositivo para comunicaciones móviles. Casi podría ser el “todo en uno” pero no lo es y tampoco lo puede ser ya que si uno quiere mayor capacidad de almacenamiento, mayor poder de cómputo o mayor “lo que sea”, entonces no está buscando un teléfono, está buscando una computadora portátil.

    Hay gente que adora su Blackberry y se cierran a probar cualquier otro Smart Phone, yo era una de esas personas, pero estoy más que feliz con mi iPhone. Un amigo trajo un Droid desde los Estados Unidos y me gustó, sin embargo, la elegancia e intuitividad que tiene el iPhone es incomparable.

    Además de todo lo anterior, el iPhone cuenta con una industria gigante a su alrededor que fabrica cases, estuches, soportes, cargadores, adaptadores para auto, aparatos de sonido, computadoras, mezcladoras y un largo etcétera.

    Cualquier persona que haya sido propietaria de un iPhone te lo recomendará. Por algo será 😉 ¿no crees?

    Para más info y detalles técnicos: http://www.apple.com/iphone

    Abur

    Shortlink de esta entrada: http://tiny.cc/p37td


    Ansiedad por Apple: iPhone y iPad

    Es innegable que es una chulada de computadora: iPad. No estoy muy seguro aún si el nombre me hace “clic” pero es en verdad linda. Por el momento no me urge tener una – aunque sería muy feliz si Apple me concede alguna para poder probarla y compartir mi experiencia aquí –

    ¿Porqué no me urge? Bueno, igual que con el iPhone quise esperar a que se “asentara” la primera versión. Por más que los ingenieros en Apple le hayan puesto todo su esmero, el usuario encuentra siempre alguna necesidad que se les escapa a los que están en el proceso creativo. Lo mismo me pasaba cuando desarrollaba software; hacía un set de pruebas y QAs y al final, los usuarios me sacaban una lista de cosas a corregir y que mi equipo y yo habíamos pasado por alto.

    Mi actual iPhone es la 3era generación que salió y en poco más de 1 año, agregó funcionalidades deseadas por los usuarios de las 1eras generaciones. Así que será lo mismo con la iPad.

    Soy muy feliz con mi iPhone y sigo afirmando que es una de las mejores compras que he hecho en mi vida. Sí, a ese nivel lo pongo. ¿Porqué? Bueno, enumeraré el uso que le doy, tal vez no en un sólo día, pero dramatizaré un poco para ejemplificarlo:

    1. Despierto puntual y progresivamente al sonido de Robot con el que fue programada la alarma del iPhone.

    2. Desactivo el Airplane Mode para que no caigan llamadas indeseadas o me duerma con emisiones de radiación por mi gadget.

    3. Antes de salir de la cama, echo un vistazo a dos apps de clima para saber qué me depara el día respecto a temperatura y humedad.

    4. Como todavía tengo tiempo, me incorporo y me dedico a leer algunos de los 8 e-diaros que tengo. Rápidamente dedico no más de 3 minutos a las apps de Zynga (Mafia Wars, Vampire Wars) y echo un vistazo al TwitBird para saber qué escribieron mis followeados durante la noche.

    5. Reviso las citas del día en el iCal y escribo en una app para tareas un par de recordatorios para cuando esté por la zona Norte de la ciudad.

    6. Desayuno deliciosamente y registro los alimentos para que la app de fitness calcule automáticamente las calorías y me indique el conteo para el día de hoy.

    7. Subo a mi auto y reviso en Google Maps la dirección donde tengo la primera cita. Me doy una idea rápidamente y en la app del GPS marco con un pin el destino.

    8. Antes de poner en marcha el motor, selecciono una playlist denominada #MetalTuesday que fue la seleccionada de ayer pero que seguiré escuchando.

    9. Mientras escucho la canción “Peace sells” de Megadeth, suavemente se baja el volumen y comienza a sonar el teléfono. Activo el manos libres Bluetooth y acepto la llamada. Cuando ésta termina, la música vuelve automáticamente a su volumen original.

    10. Reviso mi localización en el GPS y observo que puedo tomar un atajo ya que tengo un embotellamiento frente a mi.

    11. Llego a tiempo a mi destino y en las notas del iCal de la cita en la que estoy, apunto las actividades que llevé a cabo con el cliente  y que posteriormente copiaré y agregaré a su factura.

    12. La alarma suena recordándome el programa de Howard Stern. Abro la app de Sirius y sintonizo el canal para escucharlo.

    13. Paso frente a un monumento y me detengo a tomarle fotos. Achico las mejores con el Photoshop Mobile App y las comparto con mis lectores a través de la app Twittelator.

    14. Abro la app Gowalla y doy de alta la locación, hago check in y encuentro que me he encontrado un iPod virtual. Si el número en el sorteo es seleccionado, ganaría un iPod real.

    15. Una vez dentro del auto, pasa frente a mi un Audi R8, dado que el sonido del motor es una sinfonía para mis oídos, tomo video del auto, edito unos segundos del mismo y lo subo a mi blog a través de la app de WordPress.

    16. Llego a mi siguiente cita, tomo notas igual que en la cita anterior y tomo unas fotografías de los números de serie de los equipos que me enviarán para identificar y eliminar los virus que tienen.

    17. Suena mi alarma y aprovechando la WLAN de mi cliente, me conecto a ella y abro la app de Skype para llamar a un amigo que vive en Puerto Rico y felicitarlo por el nacimiento de su hija. Dado que el también tiene Skype y que a esta hora llega a comer a su casa, la llamada no tiene ningún costo para ambos.

    18. Comparto el video del Audi R8 con mi cliente y él me muestra uno que el hizo y que cargó a YouTube. Abro la app en el iPhone y lo visualizamos en el teléfono.

    19. Llegando a un centro comercial, me doy cuenta que su WLAN no funciona por lo que uso la red 3G para revisar mi correo electrónico. Recibo uno de un amigo en Alemania, selecciono un texto que no entiendo y lo traduzco de manera automática con una app de traducción.

    20. Leo algunos diarios electrónicos y echo un vistazo al Timeline en Twitter mientras como. Aprovecho para ingresar el sushi que comí en la app de fitness para el conteo de calorías.

    21. Escucho una canción que me gusta y que desconozco su nombre. Grabo unos segundos en la app Shazam y en otros segundos me llega el nombre de la canción identificada. La registro y envío un Tweet feliz de mi hallazgo.

    22. Escucho unas personas que mencionan algo respecto a Machu Pichu, entro entonces a Google Earth desde el iPhone y curiseo un rato.

    23. Suena una notificación Push de que es mi turno en un juego de Scrabble en línea denominado WordsWithFriends. Coloco las letras para formar una palabra y cedo el turno a mi contrincante que, por cierto, está jugando desde Escocia.

    24. Entro en mi cuenta de eBay desde la app correspondiente y confirmo el envío de un par de pilas de laptop que pedí para unos clientes. Aprovecho para abrir la app bancaria y hacer el pago del radio.

    25. Llego al Club y me encuentro con una amiga a la que fui a su casa con mi novia el fin de semana. Dado que también tiene iPhone, abrimos la app de transferencia de archivos por Bluetooth y le comienzo a pasar las fotos tomadas. Como son varias y las fotos son grandes (3Mpx) usamos ambos nos conectamos a la WLAN del club y utilizamos otra app que permite intercambiar archivos en una LAN.

    26. Me dispongo a entrar al gimnasio y verifico la rutina del día en la app de fitness. Introduzco el iPhone en el case del Sport Band y programo en la app de iPod el playlist de workout.

    27. Al terminar cada estación en la rituna de ejercicio, registro las calorías quemadas y el promedio del ritmo cardiaco registrados en el FT 80.

    28. Reviso rápidamente mi cuenta en Facebook y comento algunas entradas en el “Muro”

    29. Llegando a casa, ceno y registro la última comida del día.

    30. Sincronizo el iPhone con la computadora y registro las citas para el siguiente día para que se queden en ambos dispositivos. La app de fitness calcula las calorías requeridas vs las consumidas, hace un calculo de la rutina de ejercicios y reporta que se cumplieron los objetivos del día. Publica de forma automática los resultados en mi perfil en línea.

    31. Antes de dormir, reviso el TimeLine en Twitter y escribo unos posts de gente que tuvo a bien escribirme.

    32. Ya en la cama abro una app con sonidos de la naturaleza para poder meditar antes de dormir.

    Como es evidente, el gadget lo tengo conmigo tooodo el día y es un útil compañero. En este caso la iPad sería más bien para trabajar porque no es tan portátil como para estar llevando como el iPhone, sin embargo, estamos siendo testigos de un dispositivo más  que Apple nos facilita para aquellos que nos gusta estar siempre en línea.

    Apple, no olvides que con gusto lo pruebo 😉

    Gracias por leerme. Abur

    Shortlink para esta entrada: http://tiny.cc/ipJDK