Colección de estampitas de verificaciones

Image posted by MobyPicture.com
– Posted using MobyPicture.com

En estos días descubrí un nuevo servicio a través del cual puedo postear directamente a mi blog, las fotos que subía antes a Twitpic desde Twitter (: Ésta fue la primera, una persona que sin importar que limite cada 6 meses la vista trasera de su coche, él pone su colección de hologramas de verificación 🙂

Uno de esos días

Esta semana he estado con cantidad de cosas en la cabeza. Quisiera tomar el coche y manejar a los límites del D.F. con Cuernavaca. Un área en despoblado donde hay bosque que todavía es verde y sólo se escuchan los perros ladrando de la gente que siembra por ahí cerca o de repente pasa uno que otro coche. Ahí, sentarme en el pasto con libreta en mano y escribir como antaño “a mano” Aunque ahora me duele la mano cuando escribo con bolígrafo. Será que me he desacostumbrado tanto? Seguramente sí.

Tengo en la cabeza un recuerdo que es tan bello y emotivo que a veces dudo si en verdad lo viví. Hay un testigo, un testigo que es mudo. Sin embargo puedes leer de él y siempre me acompañaba cuando estaba de viaje: una libreta llena de pensamientos.

El recuerdo es de mi segundo viaje a Alemania. Me senté a los pies de un partenón a unos kilómetros de la ciudad de Regensburg en Alemania, el Walhalla. Ahí, me encontraba en un atardecer con el monumento a mis espaldas y frente a mi el río Danubio. No me preocupaba la hora porque traía un coche prestado del proveedor que fui a ver, así que me quedé ahí prácticamente hasta que me corrieron.

Ese viaje lo tengo completamente reseñado, cada pensamiento, lugar, camino, comida y sonrisa con la que me topaba está registrado en esa libretita. Era una bitácora que sólo faltaba pasarla en electrónico y publicarla en Web para que se volviera blog. Todavía no contaba con una cámara digital decente, pero tengo fotos tomadas con una 35mm Kodak que, junto con la libreta, me acompañaba siempre.

Uno de esos días son los que me hacen sentir vivo y que he sido afortunado al poder vivirlos durante mis años 20s, antes de esos años tal vez no les hubiera puesto tanta atención, a los 30s tengo más en la cabeza la preocupación del dinero y hacer algo para el futuro. Llegaron cuando tenían que llegar.

Hoy viviré con esa intensidad y desapego que tenía en mis 20s, hoy me seguiré maravillando de un atardecer aunque éste se encuentre detrás de una nata de smog, hoy es uno de esos días.

Abur

Shortlink para este post: http://wp.me/pc17m-ie

El buen samaritano – todavía existe

El día de ayer acudí a las oficinas de un amigo para revisar algunos pendientes que teníamos. La zona es una mezcla rara entre oficinas y casas por lo que es algo difícil encontrar un lugar para estacionar el auto y más cuando éste mide más 4.5 metros de largo.

Finalmente encontré un lugar a unos metros de las oficinas y caminé entre calles. Terminada la cita, noté que la funda del Nextel se encontraba vacía, pensé que la había dejado en la primera cita que tuve ya que ahí contesté una llamada. Llamé por el iPhone – qué conveniente resulta a veces contar con varios medios de telecomunicación – pero me dijeron que no estaba ahí. La tensión ya era evidente; imaginé lo que tendría que hacer: 1. Cancelar la línea, levantar el acta de robo para que el seguro lo repusiera, avisar a los clientes con proyectos corriendo en este mes y el siguiente que no iba a estar disponible (el iPhone es sólo para familia y amistades), hacer los trámites para el nuevo equipo, etc.

Ya algo molesto, llamé a mi propio número con la esperanza de escuchar una voz conocida del otro lado. Sin embargo, contestó alguien desconocido – sentí como una descarga de adrenalina recorrió mi cuerpo y pensé para mí: “ya valió” 😦 – pero no fue así.

“Encontré un radio tirado en la calle de Sacramento, traté de marcarle a alguien en él pero no pude” – dijo el señor al otro lado del teléfono.

“Gracias señor efectivamente, es uno color azul, ¿no es así?” – apuré a contestarle –

“Sí es azul. Mire yo ya llegué a mi trabajo pero puede usted venir por él.” – dijo amablemente el señor. Mientras yo no cabía en mi de gusto. “Muchas gracias señor, en unos minutos llego con usted.” Le dí mi nombre, él el suyo y me dispuse a recoger el radio.

Al llegar a las “Memorables” cerca del WTC llamé nuevamente al Nextel y me indicó el señor dónde lo podía ver para entregarme el radio. Fue cuando conocí al buen Jesús Aguayo. Le quise dar una gratificación pero se negó y sólo me dio el teléfono y una sonrisa. De todos modos dejé mi tarjeta para que me llamara cuando tuviera alguna necesidad respecto a algo que tuviera que ver con tecnologías.

Actos como los de Don Jesús me devuelven la confianza de que todavía hay gente buena en esta ciudad. Es una frase trillada, sin embargo, así es. Suelo ser muy desconfiado en casi todos los aspectos de mi vida, me cuestiono de todo y casi siempre busco respuestas. Esta vez, no tuve que buscar los porqués, saltó ante mí la evidencia de una persona honrada 🙂

Saludos

Shortlink de esta entrada: http://wp.me/pc17m-hi

El circo de la Mariposa

Una prueba más de las cosas valiosas que se pueden compartir por las redes sociales. Éste Link me llegó de una persona que sigo en Twitter y que me pareció imperante compartir.

El filme se llama “The Butterfly Circus” y es un cortometraje presentado por el sitio de fimes The Doorpost que muestra los trabajos de personas que buscan la verdad expresada, a través de películas, cortos y videos.

Este cortometraje fue el ganador del 2009 y en él estelariza Nick Vujicic australiano que nació sin brazos ni piernas y que ha destacado por su infatigable voluntad de hacer las cosas que “no puede” y por su extraordinaria sonrisa 🙂

Primera parte con subtítulos

Segunda parte con subtítulos

Entrevista hecha por la CBN

ShortLink para este post: http://tiny.cc/QQ2EJ

¿Homofobia o cuestión de opinión?

La rutina de casi todos los días incluye el sentarme a desayunar teniendo la TV encendida, según yo,  para ver las noticias y después de las 9, switchear entre “Matutino Express” y “Hoy“.  Cambiamos de canal porque a veces parece una romería donde todo mundo grita y no respetan el tiempo que tiene cada persona para hablar. El más gritón y pelado de todos, desde hace 3 años es, Esteban Arce.

Aquellos que han visto el programa, saben que destaca su altanería y actitud de sabelotodo que tiene este individuo. Sin embargo, sus comentarios y la línea poco común en la que lleva el programa, lo hace ameno y por lo menos a mi me hace reír – casi todos nos reímos cuando alguien hace burla de algo o alguien, a menos que nos afecte de alguna manera –

Como usuario de Twitter, leía el TL de las personas que sigo – algo molesto porque se ha vuelto un gigantesco chatroom que, limita por una parte y cataliza por otra todo el potencial informativo que tiene la red social – y me di cuenta que varios preguntaban acerca de lo que había pasado en el programa de “Matutino Express“; todo esto el día 5 de enero.

Después de varios tweets alguien envió la liga a YouTube donde se encontraba el video donde se evidenciaba todo el show.

En el minuto 1:25 el realiza la pregunta “¿Es normal ser homosexual?” que agarra por sorpresa a la  Elsy Reyes, columnista de sexualidad y colaboradora desde hace 3 meses del programa. No ha de ser fácil hablar de un tema controversial para muchos frente a las cámaras, y menos con una pregunta directa como la que hizo el conductor. La pregunta era sfácil de responder, pero tal vez Elsy Reyes no se quiso arriesgar a responder a la ligera y notando esto Arce, se avalanzó verbalmente para acorralarla.

Todo es relativo al observador o a la referencia de la que se esté hablando. Estadísticamente, la homosexualidad no es un comportamiento normal. ¿Pero qué es lo normal? Es una distribución  frecuentemente utilizada en las aplicaciones estadísticas. Su propio nombre indica su utilización, justificada por la frecuencia o normalidad con la que ciertos fenómenos tienden a parecerse en su comportamiento a esta distribución. Muchas variables aleatorias continuas presentan una función de densidad cuya gráfica tiene forma de campana como la que se muestra en la gráfica.

La importancia de la distribución normal se debe a que hay muchas variables asociadas a fenómenos naturales que siguen el modelo de la normal, entre ellos los caracteres sociológicos y caracteres psicológicos. De una muestra de cierta cantidad de “individuos” aquellos cuyo comportamiento es el más común, son los que caen dentro de la campana y se consideran como “normales” aquellos que suceden de forma menos frecuente son los “no normales” y caen fuera de la campana.

La normalidad no habla de buenos ni malos, natural o artificial; simplemente establece cuál es la norma a partir de un resultado común en una muestra. Por ejemplo los divorcios en nuestros tiempos o los matrimonios infelices son lo normal al ser lo más común. Lo anormal son los matrimonios unidos y felices después de varios años.

Desde el día “fulanito de tal” apareció el Trending topic en Twitter #EstebanArceFueraDelAire y en cuestión de 2 días tenía ya más de 2 millares de seguidores. Se generó también un grupo en Facebook de protesta que busca destituir al conductor de “Matutino Express” como titular del mismo; todo un fenómeno.

De lo anterior concluyo lo siguiente:

1. En México la gente no sabe todavía expresarse bien ni tampoco sabe escuchar. ¿Cuántas veces estamos en conversaciones donde no se respeta a la persona que está hablando- exactamente como se ve en el video – que alguien alza la voz para imponer su opinión o para amedrentar a su interlocutor?
No saben escuchar, porque al hombre le respondieron a medias una pregunta muy simple.

2. A la gente le encanta el morbo. ¿Más de 2,000 seguidores en dos días para un usuario que acababa de generarse en Twitter? Ah, claro. Hay que tener el chisme de primera mano y qué mejor que agregando a la supuesta fuente. Muchos se justificaban de seguirlo argumentando que era para poder discutir con él. Sin embargo, no necesitas seguir a alguien para entablar una conversación o discusión en Twitter. Además ¿cómo es esto posible? si la cuenta tiene apenas 6 meses y hasta antes del 5 de diciembre tenía menos de 100 seguidores, de hecho, al momento de escribir esta entrada la cuenta tiene 4,562 seguidores y sólo 27 tweets.

3. El hombre tiene razón si afirma que la homosexualidad no es normal. Estadísticamente y hablando de la vida cotidiana, la homosexualidad es anormal porque no es “lo común”. No quiere decir que esté bien o que esté mal, otra forma de decirlo es: la homosexualidad no es lo común. Él preguntó y sabía la respuesta de antemano, pero el afán era tal vez descontrolar a Elsy Reyes, lo logró pero además, se echó a cantidad de gente encima.

4. Dependiendo de la entonación con la que se aderece un comentario y el contexto en el que se hable, la palabra “anormal” puede sonar peyorativa o, por el contrario, puede sonar inocua, pero en temas controversiales, con el tono altanero y prepotente de este hombre, “anormal” se puede interpretar fácilmente como un insulto.

5. Él siempre ha sido así, yo veo su programa unas 3 veces a la semana y aunque es molesto como para todo tiene un comentario; a veces acertado, a veces estúpido, es su forma de ser; a veces hace reír, a veces hace enojar y esta vez vaya que hizo enojar. Pero finalmente así es él. Recuerdo desde “El Calabozo” qie la gente se quejaba porque trataba “mal” a sus compañeros en el programa.

6. Su programa lleva 3 años al aire y está equilibrado, de alguna forma, con José Ramón San Cristóbal. Podría parecer éste segundo como la parte que balancea la altanería e irreverencia de Arce. Pero esté equilibrado, o no, el programa es un éxito y no necesitaba de la publicidad que generó este evento, así como, para no variar, algunos afirman.

Por mi parte, yo seguiré viendo el programa por las mañanas, porque me gusta. Pondré más atención cuando alguien me hable y definitivamente me vale gorro si tengo 10, 100 o 1,000 seguidores. Aquí en México el número no dice mucho, tal vez sólo que la persona es famosa o infame 😛 y ¿qué sería del mundo si no te puedes expresar libremente y si no pudieras estar en desacuerdo con los otros?

Abur

Shortlink para esta entrada: http://tiny.cc/IX1Ro