Los misterios de los accesorios de los coches

Cuando tengo alguna cuestión pululando en mi cabeza, me pongo a la tarea de entrevistar y luego encuestar a amistades, clientes y cuanta persona se me cruza mientras tenga la cuestión presente. Generalmente trato de no evidenciar mis intenciones para que las respuestas sean lo más francas y honestas posible.

Ahora escribo de lo que me he preguntado en esos momentos dentro del coche cuando el tráfico de la ciudad “en movimiento” según el tipín que existe como jefe del ingobierno me deja detenido en distintos partes de la caótica Ciudad de México.

El misterio de la caja de pañuelos en la parte de atrás (medallón) del coche

Desafortunadamente en estos momentos no he podido tomar una foto clara y he notado en todas las veces que los veo, que la caja se encuentra en la parte trasera del auto.

Me hace entonces pensar:

– Tal vez tengan niños y cuando ellos van en el auto, siempre se ofrece un pañuelo. Extrañamente he notado las horas en las que, entre semana podrían ir niños en el auto (hora de salida de la escuela por el medio día y por la noche en el caso de las vespertinas) pero nop… en el auto va solamente con el conductor.

–  Tal vez los domingos es cuando van niños o personas atrás que podrían ser los usuarios de los pañuelos desechables. Y sin embargo, alguna vez vi una señora intentando tomar la caja y se tardó dos luces rojas de semáforo, al menos unos 3 minutos para poder tomar, no la caja, sino un sólo pañuelo.

– Ahora sí son para la persona que va manejando. Necesita bajarse del auto y sacar la caja para tomar los pañuelos. Raro… Eso me lleva a pensar en el segundo misterio.

El misterio del paraguas en la parte de atrás (medallón) del coche

– ¿Qué pasaría si está lloviendo a cántaros y quieren usarlo? Se pasarían por en medio de los asientos a la parte de atrás para tomarlo? Si se bajan para tomarlo se mojarían.

– No es más sencillo llevar un paraguas portátil debajo del asiento o en algún lugar que sea fácilmente accesible cuando se necesite? En el caso de los Phantom de Rolls Royce el paraguas se encuentra dentro de la puerta, listo para usarse al abrir la puerta por el chofer.

El misterio de las múltiples calcomanías (stickers) en cajuela y laterales

– Hay de viajes como la clásica “Padre Style” famosa en los 80s y que ostentaban los que dizque habían ido a la isla del Padre en Estados Unidos. Jajaja o la habían comprado en Pericoapa.

– En mi caso cada uno de mis coches VW les he comprado una calcomanía en Alemania. La “D” de Deutschland. Eso porque noté que en Europa, además de las placas los autos entre países se distinguen con “F”, “D”, “E”, “GB”, etc. me gustó. Y desde un Jetta Mark III  hasta el Jetta  Mark IV les he comprado su única calcomanía que traen y traerán mientras yo los conduzca.

Lo que no entiendo es la razón para cubrir todo de calcomanías y letreritos, desde marcas de amortiguadores, frenos, sistemas de óxido nitroso, escapes, etc. – los mismos que el pobre auto adolesce – hasta los clásicos papá, mamá, hija, princesa, bebé y un sin fin de tonterías que van a bordo del susodicho.

Son como los camiones de basura, microbuses o taxis que traen calcomanías también de cantidad de cosas que el pobre auto o camión nunca va a ser: emblemas de BMW, Mercedes o Audi o leyendas como Turbo, NoS, etc.  Por otro lado también traen también calcomanías gigantes en el parabrisas que lleva al tercer misterio.

El misterio de la mínima visibilidad en el parabrisas

En la parte superior una calcomanía translúcida pero oscura con el nombre de su novia??? esposa??? amante??? “Evelyn”, “Estephanie”, etc aprovechándose que los nombres no tienen ortografía ¿a quién se le ocurrió que Michael puede escribirse en México como Maichel o Nathan como Naitan?

Alguna vez subí a un Volkswagen sedán de los 90s y por dentro el parabrisas sólo podía verse a través de una tercera parte. Parecía que el conductor traía esas cámaras como las de los aviones que permiten ubicar el lugar de aterrizaje. Y luego porqué hay tanto accidente con estas entidades al volante de semejantes autos “decorados”

Hay cantidad más que ahorita ya me dio flojera escribir, pero sería bueno saber qué piensa la gente cuando le pone toda esa cantidad de cosas a sus autos. El instinto personalizador e individualista que lo único que logra es que cuando se venda, el futuro dueño piense “No mames, mejor no lo compro”

Abur

BBVA Bancomer en México: Cero en servicio al cliente


Am I not mercyful? No, I am not.

No podía dejar de desahogarme por este medio después de que hoy tuve que ir a hacer un depósito a la sucursal de BBVA Bancomer que está sobre la Av. Insurgentes en la Ciudad de México – “Ciudad en movimiento” cuántico porque gracias a tanta obra a lo pendejo y sin concluir, el tráfico, los negocios y la economía en general no se mueven.

Ok. ¿Qué podía esperar si hoy es viernes, fin de mes y además fui a las 14 hrs?

– Mucha gente… definitivamente.
– Personas realizando más de 3 transacciones…. seguramente.
– Estar ahí por unos 30 minutos… pues ¿ya qué?

Pero no esperé encontrarme con un servicio discriminador para con los que no tenemos la “fortuna” de contar con una cuenta de cheques en la institución bancaria ésta.

Cuando entré a la sucursal sorprendido noté que había 10 personas aproximadamente. Suspiré aliviado pensando que había encontrado poca gente o una sucursal con una eficiente atención y con todas sus estaciones de cajeros con su respectivo empleado listo para atender a clientes y no clientes. Pero no fue más que una ilusión.

1. La primera discriminación fue ahí en la planta baja que era sólo para “Clientes Premium” hmmm pienso que los clientes premium con cuentas de inversiones ridículas en un banco con BBVA que te ha de dar menos de 7% anual los podrían atender en los escritorios de ejecutivos. Pero no… había media sucursal para los “montones” de clientes Premium que debe de haber. Arriba estaba la realidad y la segunda discriminación.

2. Había una separación: Clientes Bancomer y clientes sin cuenta Bancomer. ¿Qué mamada es esa? No suelo usar lenguaje escandoloso o prosaico pero no hay mejor expresión que ésta: ¿Qué mamada, chingadera, hijoputez es esa? O sea que ¿si no tengo cuenta en ese jodido banco tengo que irme a una fila que, seguramente hará que me tarden más en atender? Pues sí.

Entiendo que hay que maximizar el ahorro y minimizar los costos. Pero, ¿para qué necesitan ahorrar, si tienen tarjetas como la Wal Mart en la que cobran un interés del 89% anual? Con lo que cobran yo esperaría que las 13 o 14 cajas con las que cuenta ese piso en la sucursal, estuviera su respectivo cajero atendiendo a todos sus clientes. ¡¡¡Pero no!!! Sólo había 7 cajeros, el 50% de la capacidad en quincena, fin de mes y en viernes. Podrían invertir eso que roban, en contar con una plantilla adicional para los días y horas pico que están perfectamente identificados. Pero no… ¡Bastardos!

3. Recordé que contaba con la tarjetucha ésa y pregunté si podía formarme en la fila privilegiada pero mi tarjetucha significó la tercera discriminación. No te consideran cliente si cuentas con esa putrefacta tarjeta. Pensé para mí: “nada más tenga, liquido esta mierda y la echo a la basura” Con 89% de interés anual, deberían de enviarme una botella de vino a mi casa cada mes.

4. Después de ser bombardeado más de 30 minutos por los spots que aparecen en las pantallas LCD sobre las cajas, me doy cuenta que aparece el que vi al llegar: Videojuegos. Delante de mí estaban todavía 25 personas. ¿Será que en 30 minutos sólo han atendido a 5 personas? Cómo no va a ser, si estos desgraciados tienen sólo 2 cajas (la 1 y la 3) atendiendo a la fila de clientes apestados “sin alguno de sus productos bancarios” Pero además, cada 5 turnos la caja 3 atiende una persona de la fila de clientes “privilegiados”. Ahí sí ya me hervía la sangre al probar una pizca de lo que debió de haber sido el Apartheid en Sudáfrica.

Después de casi 90 minutos perdiendo el tiempo dentro de esa porquería de sucursal, sin aire acondicionado, con un gerente sudado, arremangado, con el nudo de la corbata mal amarrado y con una clara política de segregación, pude por fin llegar a realizar el depósito que fui a hacer. Aliviado de poder largarme de ahí me propuse escribir sobre esta experiencia.

Algo que también me hace repudiar a esta banco es que, además de cobrar en exceso por sus mediocres y segregativos servicios de sucursal, te llaman de 5 a 10 veces al día desde las 6:30 hasta las 22 horas para cobrarte cuando pasa apenas 1 día después de tu fecha de pago de alguna de tus tarjetas. Para eso sí invierten: para ponerte tenso, que no olvides pagarles y sentir que tan pronto puedas, te deshagas de todos los productos que ofrecen. Pero no para dar un servicio a todos sus clientes que tenemos que ir a sus sucursales a realizar alguna operación.

Escuchaba que había gente que no le quedaba de otra: tenía que cobrar cheques de sus salarios, necesitaban pagar algún crédito, alguien les había pagado con un cheque de ahí o contaban con alguna mugre tarjeta de crédito como la Wal Mart y no podían hacer otra cosa más que esperar en esa maldita fila.

Ahora me pregunto. ¿Cómo es posible que la CONDUSEF permitan que te cobren esas tasas de interés tan elevadas y que encima de eso te proporcionen un servicio degradante y sin calidad?

Quiero mis 90 minutos de vida perdidos en ese tugurio y las horas de concentración, sueño y tranquilidad que me hacen perder con sus llamadas fuera de lugar y amenazantes para que uno sí cumpla con sus “obligaciones de pago”

BBVA Bancomer tienes cero en servicio. ¿Será lo mismo en otros estados de México? ¿en otros países? Púdranse y ya no cuenten con varios que decidimos no volver a contratar ni recomendar nada de ustedes.

Abur