Archivo

Archive for the ‘Queja’ Category

Metrobús hecho al “aventón”?

octubre 2, 2009 Deja un comentario

090912Metrobus

Circulando por la tortuguil Av. Insurgentes, he coincidido en momentos en los que arranca un metrobús y el humo del escape lateral se mete dramáticamente en los autos que tienen la desventura de ir distraídos y no notar que tiene a la izquierda un escape apuntando a su rostro.

¿Cómo es posible que hayan aprobado la compra de estos metrobuses, porque no son todos, con el escape a la altura y del lado que van los autos?

Ahhh, pues las compras al aventón para entregar lo antes posible, cobrar su tajada y presumirlo a lo pendejo.

Ese Marceloco. No sólo destruyó una de las avenidas más importantes de la ciudad, haciéndola fea y más lenta de lo que era, si no que además se los restrega -literalmente- en la cara a algunos ciudadanos, cuando arranca el metrobús a su izquierda.

Anuncios

Siguiendo el ejemplo del Presidente Calderón

septiembre 7, 2009 Deja un comentario
El Universal México - Tierra de Juanitos

El Universal México - Tierra de Juanitos

Nos prometió eso y más a los que votamos por él, los que tontamente creímos que haría alguna diferencia… ahora quieren subir los impuestos cuando pagamos:

– más del 50% más que en otros países en tarifas por energía eléctrica.
– más del 200% en tarifas de comunicación móvil (iDEN, GSM, CDMA, TDMA)
– comisiones exhorbitantes por servicios bancarios
– impuestos abusivos como el IVA del 15%, la tenencia, las placas, al activo, a los inventarios, a nómina, ISR por adelantado cuando compras inmuebles, IETU, a los depósitos en efectivo, etc.

Además permite y ni siquiera comenta los presupuestos que se autoriza el senado, los magistrados y los tribunales electorales federales y estatales.

Sí. Estoy encabronado con tanto mugre político que hay, con un país tan borrego y estúpido que se une para celebrar partidos de futbol, pero no se puede unir para ser mejor y hacer mejor su trabajo.

En fin… dicen que cada nación tiene los gobernantes que se merece. ¿Será?

Transparencia o descaro (tarjetas de crédito)

julio 23, 2009 1 comentario

Éstas son las notas del estado de cuenta de la gloriosa tarjeta Wal Mart de la infame institución BBVA Bancomer.

090723WawlMart

1. El pago es el día 6, como fue realizado el día 7 es tardío. Costo $253

2. Comisión por gastos de cobranza (El pago al monito con apenas primaria que con mucho esfuerzo apenas puede hablar español y te llama por teléfono para recordarte que pagues) $115

3. La deuda es por $10,895 y dice ahí que pagando $ 1,465 por 12 meses quedaría cubierta mi deuda. Esto es $17,580 que es igual al 62% aproximadamente. Wow! voy a poner mi banco y dar tarjetas de crédito a lo pendejo en lugar de invertir en un negocio. ¿Qué inversión te puede dar el 62% anual y en el peor de los casos? Ya que si como tarjetahabiente te atrasas por “x” o por “y”, o si pagas un poco menos, te estarán dando entre el 70% y el 120% con esas comisiones y gastos de cobranza.

4. Si decido cubrir el mínimo – que es de $600 – tardaré 999 meses en cubrir mi deuda de $10,895!!!!! ¿Es acaso una broma? o sea que cubriendo el mínimo: estoy al corriente, no me meten al buró de crédito y les estaré pagando durante 83 años hasta cubrir $599,400!!!!!

5. El CAT general de la tarjeta es del 97.22% porque, claro hay que tomar en cuenta la anualidad, comisiones, gastos de pendejada y media y todos esos cobros absurdos que el gobierno permite hacer.

Esta información la tomo como transparencia al informarme el descaro que tienen al robarme de esta manera y además que lo hacen legalmente.

Definitivamente es una tarjeta para pagar y cancelar lo antes posible… Joder! 😦 y pensar que la saqué para las ofertas sin intereses en el SAMs, por ahorrarme los $3 de estacionamiento y por las 2 súper bolsas en cada compra.

BBVA es una verdadera institución lasciva y abusiva y con un servicio en sucursal que te hace pensar más de 3 veces antes de querer ir a pararte a hacer 2 horas de fila.

Abur

BBVA Bancomer en México: Cero en servicio al cliente

noviembre 1, 2008 15 comentarios


Am I not mercyful? No, I am not.

No podía dejar de desahogarme por este medio después de que hoy tuve que ir a hacer un depósito a la sucursal de BBVA Bancomer que está sobre la Av. Insurgentes en la Ciudad de México – “Ciudad en movimiento” cuántico porque gracias a tanta obra a lo pendejo y sin concluir, el tráfico, los negocios y la economía en general no se mueven.

Ok. ¿Qué podía esperar si hoy es viernes, fin de mes y además fui a las 14 hrs?

– Mucha gente… definitivamente.
– Personas realizando más de 3 transacciones…. seguramente.
– Estar ahí por unos 30 minutos… pues ¿ya qué?

Pero no esperé encontrarme con un servicio discriminador para con los que no tenemos la “fortuna” de contar con una cuenta de cheques en la institución bancaria ésta.

Cuando entré a la sucursal sorprendido noté que había 10 personas aproximadamente. Suspiré aliviado pensando que había encontrado poca gente o una sucursal con una eficiente atención y con todas sus estaciones de cajeros con su respectivo empleado listo para atender a clientes y no clientes. Pero no fue más que una ilusión.

1. La primera discriminación fue ahí en la planta baja que era sólo para “Clientes Premium” hmmm pienso que los clientes premium con cuentas de inversiones ridículas en un banco con BBVA que te ha de dar menos de 7% anual los podrían atender en los escritorios de ejecutivos. Pero no… había media sucursal para los “montones” de clientes Premium que debe de haber. Arriba estaba la realidad y la segunda discriminación.

2. Había una separación: Clientes Bancomer y clientes sin cuenta Bancomer. ¿Qué mamada es esa? No suelo usar lenguaje escandoloso o prosaico pero no hay mejor expresión que ésta: ¿Qué mamada, chingadera, hijoputez es esa? O sea que ¿si no tengo cuenta en ese jodido banco tengo que irme a una fila que, seguramente hará que me tarden más en atender? Pues sí.

Entiendo que hay que maximizar el ahorro y minimizar los costos. Pero, ¿para qué necesitan ahorrar, si tienen tarjetas como la Wal Mart en la que cobran un interés del 89% anual? Con lo que cobran yo esperaría que las 13 o 14 cajas con las que cuenta ese piso en la sucursal, estuviera su respectivo cajero atendiendo a todos sus clientes. ¡¡¡Pero no!!! Sólo había 7 cajeros, el 50% de la capacidad en quincena, fin de mes y en viernes. Podrían invertir eso que roban, en contar con una plantilla adicional para los días y horas pico que están perfectamente identificados. Pero no… ¡Bastardos!

3. Recordé que contaba con la tarjetucha ésa y pregunté si podía formarme en la fila privilegiada pero mi tarjetucha significó la tercera discriminación. No te consideran cliente si cuentas con esa putrefacta tarjeta. Pensé para mí: “nada más tenga, liquido esta mierda y la echo a la basura” Con 89% de interés anual, deberían de enviarme una botella de vino a mi casa cada mes.

4. Después de ser bombardeado más de 30 minutos por los spots que aparecen en las pantallas LCD sobre las cajas, me doy cuenta que aparece el que vi al llegar: Videojuegos. Delante de mí estaban todavía 25 personas. ¿Será que en 30 minutos sólo han atendido a 5 personas? Cómo no va a ser, si estos desgraciados tienen sólo 2 cajas (la 1 y la 3) atendiendo a la fila de clientes apestados “sin alguno de sus productos bancarios” Pero además, cada 5 turnos la caja 3 atiende una persona de la fila de clientes “privilegiados”. Ahí sí ya me hervía la sangre al probar una pizca de lo que debió de haber sido el Apartheid en Sudáfrica.

Después de casi 90 minutos perdiendo el tiempo dentro de esa porquería de sucursal, sin aire acondicionado, con un gerente sudado, arremangado, con el nudo de la corbata mal amarrado y con una clara política de segregación, pude por fin llegar a realizar el depósito que fui a hacer. Aliviado de poder largarme de ahí me propuse escribir sobre esta experiencia.

Algo que también me hace repudiar a esta banco es que, además de cobrar en exceso por sus mediocres y segregativos servicios de sucursal, te llaman de 5 a 10 veces al día desde las 6:30 hasta las 22 horas para cobrarte cuando pasa apenas 1 día después de tu fecha de pago de alguna de tus tarjetas. Para eso sí invierten: para ponerte tenso, que no olvides pagarles y sentir que tan pronto puedas, te deshagas de todos los productos que ofrecen. Pero no para dar un servicio a todos sus clientes que tenemos que ir a sus sucursales a realizar alguna operación.

Escuchaba que había gente que no le quedaba de otra: tenía que cobrar cheques de sus salarios, necesitaban pagar algún crédito, alguien les había pagado con un cheque de ahí o contaban con alguna mugre tarjeta de crédito como la Wal Mart y no podían hacer otra cosa más que esperar en esa maldita fila.

Ahora me pregunto. ¿Cómo es posible que la CONDUSEF permitan que te cobren esas tasas de interés tan elevadas y que encima de eso te proporcionen un servicio degradante y sin calidad?

Quiero mis 90 minutos de vida perdidos en ese tugurio y las horas de concentración, sueño y tranquilidad que me hacen perder con sus llamadas fuera de lugar y amenazantes para que uno sí cumpla con sus “obligaciones de pago”

BBVA Bancomer tienes cero en servicio. ¿Será lo mismo en otros estados de México? ¿en otros países? Púdranse y ya no cuenten con varios que decidimos no volver a contratar ni recomendar nada de ustedes.

Abur

Uno de policías y ladrones

febrero 10, 2008 3 comentarios

090403PregoCop

La noche del viernes regresaba a mi casa, eran pasadas las 9 PM. Yendo por Felix Cuevas, me tocó la luz roja del semáforo en la calle de Tejocotes y me detuve detrás de 3 coches, uno de ellos era una patrulla.

Me adelanté por la izquierda ya que no pasaba ningún auto de Tejocotes ni tampoco se veían las luces de que viniera un camión en contraflujo. Me di la vuelta e inmediatamente me siguió la patrulla haciéndome señales para que me detuviera, lo cual hice a apenas unos metros.

Se acercó un menudo y famélico “oficial” de tránsito y solicitó mis documentos. Se los entregué y pregunté cuál había sido la falta para que me detuviera. El individuo “representante” de la autoridad me indicó que había invadido deliberadamente el carril confinado para el transporte público. Como pude le expliqué que actué aún notando su precencia dado que no vi nada indebido al darme vuelta con precaución, cuando había poco tránsito y sin presencia de autobús en contraflujo.

Fue inútil, me mostró el artículo que había infringido y que además implicaba el encierro de mi auto en un depósito, mismo que hasta el lunes después de las 10AM podría sacar. Además, que para cambiar la imagen deteriorada de la policía recibían un incentivo, bono, valoración tajada del botín por cada infracción que generaran. Que con eso se evitaba la corrupción y ellos recibían una remuneración más justa.

Me di cuenta – según yo – que la medida no era tan descabellada, sin embargo iba a dar pie a abusos como el que estaba teniendo en ese momento. Le dije resignado que entendía y que sabía que dado el “incetivo” que le esperaba con mi supuesta infracción no tenía sentido discutir. Le pedí que me hiciera mi infracción y que me devolviera mis documentos. Me ordenó que lo siguiera para dejar mi auto en el depósito y que no intentara darme a la fuga. Ofendido por el comentario, le dije en tono firme y claramente molesto que iba a acatar sus indicaciones pero que primero y dada su altenería iba a realizar una llamada para proporcionar los datos de su patrulla, su nombre, número de placa, etc. porque ya había tenido malas experiencias con algunos de sus colegas policías.

Fingí marcar un número telefónico y con tono de seguridad en mi voz y un pequeño dejo de sarcasmo conversé con mi amigo imaginario. Me aseguré que el “poli” me escuchara al decir la frase “les estoy explicando porqué considero que la infracción no procede pero ya sabes cómo es esta gente. Toma los datos y al rato te vuelvo a marcar.” La acción incomodó al “policarpio” y me tomó del brazo diciéndome “Como caballeros aquí dígame qué podemos hacer.” Realmente molesto, pero haciéndome el tonto le pregunté “¿A qué se refiere? Si usted me está pidiendo dinero, de una vez le digo que sólo traigo 100 pesos y no pienso alimentar la corrupción y menos con el discurso patético que me acaba de echar”

Le dí la espalda y volví a fingir hablar por teléfono – previamente desconecté el timbre para evitar que una posible llamada entrante me descubriera – En tono de burla dije “Oye, date una vuelta por acá por favor y acompáñame. Hay una situación que no te puedes perder” Dicho ésto, llega el mequetrefe policía y me dice sumamente molesto. “¿Sabe qué mano? Súbase de inmediato a su coche y váyase ya. Fíjese para la próxima cuando vaya a dar una vuelta.” Estrechó mi mano y se dirigió a su patrulla.

Me quedé ahí viéndolo con el teléfono en la mano y le dije que nada más me dejara despedir y avisarle a mi gente que ya no viniera. Sin ninguna señal de cortesía ni respeto en su tono de voz me gritó: “Súbase y maneje despacio mientras habla al teléfono, no pasa nada. Pero ya váyase no podemos estar aquí tanto tiempo.”
Me supongo que alguno de sus superiores estaba por pasar por la zona y posiblemente iban a constatar el intento de extorsión y abuso de autoridad y por eso, al ver que no iba a sacarme nada, me urgió para irme además de motivar la infracción de que hablara por teléfono mientras fuera conduciendo… ¿qué tiene esta gente en la cabeza?

Conclusiones:
1. Desconzco si en la noche están abiertos los depósitos de autos, pero lo dudo ya que un día se llevó una grúa mi coche y a las 7PM ya están volando todos y dejan los autos “a la buena de Dios” por lo que este individuo me quiso intimidar con eso.

2. El “incentivo” por una parte está bien para evitar la mordida, pero si de cualquier forma estos infelices cuando aceptas que te hagan la infracción y no les has ofrecido nada, en automático te salen con la estupidez de “como caballeros le voy a decir algo” – es la segunda vez que me lo hacen – entonces no sirve de nada sino para que la extorsión (mordida) sea mucho mayor que antes.

3. Si no se hubiera quebrado en ese momento, estoy seguro que me hubieran detenido camino al depósito (corralón) para mostrarme su “caballerosidad” dado que no existió una infracción como él lo planteaba. Era claramente un intento de extorsión y trató de intimidarme con la multa, el aseguramiento de mi auto y los puntos que iba a perder mi licencia.

4. Dado que ésta es la 3era vez que me tratan de extorsionar y al final me dejan seguir mi camino, cuando sufra un encuentro con una de estas entidades corruptas, sugiero lo siguiente:
– No alegue mucho, es como hablarle a un árbol. No va a lograr más que el “caballero” se ensañe y tenga más elementos para querer infraccionarlo.
– Ya que revisó que sus papeles estén en orden pida que se los devuelvan y que le hagan ahí mismo su infracción. De esa forma se evita perder tiempo cuando la supuesta infracción amerita el depósito del auto en el corralón y así no lo amarran a que los siga o que se quede al tener ellos sus documentos.
– Por nada del mundo les insinúe que si se “arreglan” ahí mismo. Pueden hacerse los ofendidos y al momento de querer negociar le van a pedir más dinero.

Cuando vean que no usted no alimenta la corrupción pueden pasar dos cosas:
1. Que le digan como a mi que se fije y no lo vuelva a hacer dejándole ir o inclusive correrlo.
2. Que le apliquen su infracción. Si es así, por lo menos no alimentó a ese corrupto policía y no genera karma malo 😉

Qué lástima que estas personas sean los que nos debieran de proteger y los que debieran poner el orden… es una gran responsabilidad, un trabajo difícil y loable pero estos individuos tienen otros valores o ninguno.

A %d blogueros les gusta esto: