Mi espacio utópico y catártico

Entradas etiquetadas como “2012

Historias de gimnasio S02-1

Ahh hoy es el segundo día de gimnasio del año. Ayer otro poco y no voy, pero todos esos fracasos de los años pasados sirvieron para empujarme y no dejar de ir. Además me animé pensando “¿Quién demonios va a estar yendo con este frío, el segundo día del año y a estas horas?” Pues creo que los de siempre ya que el gimnasio estaba casi con la misma cantidad de personas de siempre.  Esta va a ser la historia de gimnasio S02-1. La primera fue muy corta L de hecho, sólo fue el preliminar, pero comenzaré ahora con la experiencia.

Las estadísticas…

Los números a esta altura son horribles L pero servirán para registrar el avance y también para apreciar el volumen adiposo acumulado en partes estratégicas de mi anatomía.

– Peso neto encueradín por la mañana    105Kg

– Talla de pantalón (que no apriete)         38

– Talla de camisa (White collar dude)        17 ½ 44

– Largo de… bueno no, ya es demasiada información.

Éste es el máximo peso en el que he estado y para mis 1.74m de altura es sumamente pesado. Nunca he estado delgado, bueno sí 😛 pero mi constitución es robusta y no es por narcisista pero no me veo mal 😉
Pero bueno, los objetivos son los siguientes:

– Peso 85 Kg de musculín y grasita en pompas y piernas

– Talla de pantalón ni muy muy ni tan tan 33 (sip algunas marcas tienen talla 33)

– Talla de camisa 16 ½ 33 (era la talla que usaba cuando salí de la universidad)

– Lo demás seguro se modifica para bien 😉

Ayer llevé el monitor cardiaco Polar FT 80 super plus que alguna vez comenté aquí. Pero necesito cambiar mi rutina.

Los números registrados on site

– Caminadora: 2.20Km en 20mins (Estoy comenzando poco a poco. ¿Ok?)

– Bicicleta: 9Km, 18mins en resistencia 8 y 12mins en resistencia 6.

– 80 abdominales con peso añadido en silla vertical

– Frecuencia Cardiaca:

  • Zona 1 (de huevita) 19:25mins
  • Zona 2 (quema de grasa) 31:08
  • Zona 3 (cardio) 14:36
  • 807 Kcal quemadas de las cuales 16% fueron grasita
  • Promedio 139 al 76%
  • Máxima 167 al 91%

– Tiempo total del ejercicio: 65mins

– Playlist: Metal… no me gustó.

To do:

– Cambiar la rutina en el Polar.

– Cambiar el playlist por uno de Workout con un poco de todo.

– Llevar mis sandalias porque ayer no me pude bañar porque las olvidé.

Al rato escribiré la aventura del día en el gimnasio 😉

Actualización del 05/Ene

Pues estuvo, no hasta su madre, pero con bastante gente. Éste club “Entrenna” me agrada porque tiene alberca, se encuentra convenientemente cerca de mi casa y porque tiene poco más de un año de haber abierto. Lo que no me agrada es que, una vez que has probado los “Fitness” ya nada es igual:

  1. Hay que pagar 6 pesos por toalla mediana y 3 por la chica
  2. Las regaderas no tienen puerta por lo que todo aquel que le guste el mismo sexo se echa unos tacos de ojo de miedo.
  3. Son más económicos por ende, lo frecuentan más entidades que no quisieras encontrarte, porque en los Fitness también hay, pero no son tantas.
  4. Algunos aparatos no son tan high tech como en los “otros”.
  5. No tiene cuadrilátero de box ni la pared para escalar que encuentras en algunos de los “otros”.

En fin, no es tan crítico. Sin embargo, casi todos los días me encuentro con al menos, 2 entidades que o me hacen reir o me incomodan; tampoco hay medias tintas, me río o los odio. Este día me subí a la caminadora a trotacaminar los reglamentarios – por ahora – 20 minutos. Como había algo de gente, sólo había una libre y la tomé. El ritual es como sigue:
Subo a la caminadora, hago el hand shake del iPhone con los audífonos – son Bluetooth -, selecciono el Playlist, dado que acabo de comenzar, activo el monitor cardiado aka Polar y selecciono el tipo de ejercicio. Finalmente selecciono el programa en la caminadora y me aseguro que el ritmo cardiaco se lea en la misma.

¿Cuánto me puede tomar? 1 minuto, máximo 2. Ah pero fue demasiado para una señora con constitución tipo “Hut” de Star Wars y que, literalmente, sólo le faltaba traer puesto el delantal. Vestía unos pants, no sucios, puercos. Con una playera dos tallas la que debía usar y que dejaba ver tres hileras de lonjasenos – no se sabía cuál era cuál – con trenzas y una cinta, quiero pensar que para el sudor, en la cabeza.

Se acercó a mi y percibí ese aroma a rancio de una persona con problemas hepáticos o con poca higiene bucal. Volteé a verla antes de que dijera palabra alguna alertado por el buqué que emanaba de su humanidad y fue cuando preguntó con desdén:

“¿Qué? ¿La va a usar o va a jugar con su teléfono joven?” – dijo con un tonito como de “viene viene”

Desafortunadamente, el tufo me tomó por sorpresa y sólo alcancé a contestar con un “Disculpe, no le oigo” – y señalé los audífonos. Se dio la vuelta y se dirigió a una caminadora donde una mujer parecía estar terminando su rutina. ¡Joder! ¿Por qué no se reservan el derecho de admisión?” Pero bueno, esa mujer debió haber pagado también para estar ahí pero no deja de ser desagradable. Lo que sí, eso me motivó a caminar un poco más rápido imaginando a ese “Hut” persiguiéndome.

Después de las abdominales y los ejercicios de pierna, ya había olvidado el incidente. Además de que debo reconocer que también asisten unas criaturas que, mentiría si dijera que los ojos no se desvían de repente, excelsos cuerpos esbeltos, bien torneados y además que se ven sanos y fuertes. Espero hoy encontrármelas ya que prefiero ver a “Padmés” que “Jabba the Huts”

Abur

Anuncios

La primer entrada de 2012

Como ha sido costumbre, es primer día del año y estoy escribiendo la primer entrada del mismo. El 2011 se fue y no lo extrañaré. Por supuesto tuvo sus momentos especiales que tienen su espacio importante en mis recuerdos, pero fue también un año donde estuve cerca de personas que quiero y que no les fue tan bien y personalmente no llevé a cabo prácticamente nada de lo que me propuse.

Hace 7 años no había Twitter. Facebook se percibía complejo – obvio lo decían los usuarios de una cosa rara llamada Hi5 – y pocas personas lo usábamos en México. Si quería compartir algo con el mundo, éste era el medio ideal. Aquí publicaba mis pensamientos, mis fotografías, mis mentadas de madre, etc.

Ahora que Twitter es tan común y que prácticamente toda entidad que usa computadoras tiene su cuenta en Facebook, blogs como éste – que no es tan famoso y por lo mismo visitado por uno que otro despistado o amable lector que me conoce – han perdido el valor con el que contaban antes. Habrá gente que no esté de acuerdo, pero a la mayoría le da flojera leer y dado que Twitter te regala en 140 caracteres el sentir inmediato de alguien pues…

En fin, uno de mis propósitos es compartir mis pensamientos y andanzas aquí. Twitpic está interesante, igual que Yfrog, Flickr y demás servicios para compartir “media” pero aquí se queda en un sólo lugar. Mi blog es completa y absolutamente mío. No tiene nadie que abrir una cuenta, ni ser mi contacto, ni seguirme, ni pedir permisos … nada. Sólo tienen que entrar aquí y listo.

Gradualmente iré revisando lo que he compartido en TwitPic y me lo traeré para acá. No me es tan importante que lo vean diez o veinte personas, con que quedé aquí para la posteridad para la gente que quisiera saber de mi, qué pienso, qué hago y qué les quiero compartir, me doy por servido 🙂

Finalmente, quiero sugerir algo para este 2012. A varios les dará hueva, otros comulgarán conmigo en esto, no hay medias tintas.

Aprovecha que empieza el año para hacer un inventario de contraseñas. Es atemorizante la cantidad de logins y contraseñas de los lugares donde tenemos cuenta. En mi caso, tengo 266 entonces puede volverse una pesadilla el tratar de mantener o recordar contraseñas diferentes para esto. Por ello, he querido desde hace tiempo compartir estos tips 😉

1. Registra tu información de acceso tan pronto generes una nueva cuenta.

Existen herramientas para administrar contraseñas. Yo uso SplashID desde que tenía la Clié. Si no quieres adquirir una herramienta, una tabla en una hoja de cálculo con cinco columnas (sitio o aplicación, fecha de acceso, usuario, contraseña, clave para recuperar contraseña) sirve perfectamente.

2. Usa nemotecnia para generar contraseñas.

– Escoge una palabra “maestra”, para casos del ejemplo -> “macintosh”

– Intercala números y mayúsculas en la misma palabra -> “M4c1nt05H

– Va a haber lugares que te pidan además, agregar símbolos, entonces agrega en medio y al final algo sencillo, un guión bajo “_”, un ampersand “&” o una diagonal “/” -> “M4c1&nt05H/

– Finalmente agrega las iniciales de la aplicación, cuenta o sitio Web al que pertenece la contraseña. Por ejemplo:

Yahoo -> “M4c1&nt05H/Y

Google -> “M4c1&nt05H/G

Linked In -> “M4c1&nt05H/LI

y así…

Siempre recordarás tu palabra maestra y la forma en que lo generaste dado que no estás usando sólo la memoria, sino que estás razonando tu contraseña: la palabra, con letras y números, caracteres especiales y el lugar a donde pertenece 🙂

3. Cambia tus contraseñas, por lo menos cada año. Aprovecha que ya empezó el 2012 y así podrás ademas, identificar las cuentas que ya no usas o las que necesitas activar.

4. NUNCA compartas tus contraseñas, ya que si alguien conoce tu palabra “maestra” y el algoritmo a través del cual generas tus contraseñas… bueno, va a tener acceso a todas tus cuentas. Olvídate eso de que “mi pareja y yo no tenemos secretos” Algún día algo  pasará que recordarás este post. Ni tu pareja, ni tus padres, ni tu mejor amig@ deben tener acceso a tus contraseñas. No es porque quieras guardar secretos. Es porque TÚ y SÓLO TÚ puedes hacerte 100% responsable de ellas. No puedes dejar la responsabilidad a terceros.

Que sea entonces un 2012 en el que nos elevemos por encima del ego, lo mundano y lo vanal y que podamos ver el mundo con ojos de amor, comprensión y hermandad.

Abur y gracias por leer.

R@U